Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   lengua   -   Sección:   Opinión

¡Que te pego, leche!

Necrológica para un tipo insólito
Francisco J. Caparrós
martes, 8 de septiembre de 2015, 06:59 h (CET)
Entiendo que debería ser un psicólogo colegiado y con mucho oficio quien valorase el estrambótico comportamiento de José María Ruiz Mateos, desde los días de la expropiación de Rumasa por parte del ejecutivo socialista que gobernaba en nuestro país por aquellos años, por eso yo me voy a limitar a redactar un breve obituario sin demasiados aspavientos lingüísticos. Sería fácil para mí recurrir a ellos, mucho más que en centrarme en aquello que no llamaba la atención de aquel hombre, socarrón y circunspecto a partes iguales.

Aunque yo jamás le habría confiado un solo céntimo de mis ahorros, comprendo perfectamente a todos los cientos de accionistas que creyeron en él tras su extraordinario regreso a la escena financiera española. Porque Ruiz Mateos fue algo más que un trilero. Para convencer a todos aquellos que le siguieron, aun conociéndole bien como le conocían, tuvo que poner en ejecución toda la astucia de la que sin duda era garante. Por eso yo siempre lo vi más como un encantador de serpientes, que como un mero y simple charlatán de feria. Si llegó hasta donde llegó, fue sin duda alguna por su enorme talento, lástima que no decidiese encarrilarlo hacia otros asuntos menos turbios.

Me habría gustado mucho conocerle, francamente, para entre otras cosas pedirle personalmente a él qué suerte de epitafio desearía ver grabado en su lápida mortuoria. Desde que me enteré de su fallecimiento he estado barajado algunos, poco elaborados o simples tal vez, pero estoy seguro de que le hubiesen gustado; si bien soy consciente de que jamás podré competir con él a la hora de imaginar eslóganes con los que ilustrar sus rocambolescas hazañas. Buen ejemplo de ello, es el epígrafe con el que he titulado estas páginas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris