Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Súper modelo

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 7 de febrero de 2008, 03:29 h (CET)
Nicolás Sarkozy es el primer Presidente francés que durante su mandato se ha divorciado y vuelto a casar. Todo ello en un tiempo récord: menos de 35 semanas de estar en el cargo.

El ganó las internas de su partido y tres elecciones consecutivas elecciones aparentando tener un matrimonio viable en contraposición a su rival Segolene Royal (quien no se ha casado con el padre de sus hijos y con quien se separó apenas perdió las presidenciales). Empero, luego sorprendió a sus votantes al divorciarse el 15 de Octubre y después al desposarse el 2 de febrero con la supermodelo Carla Bruni, a quien conoció solo once semanas atrás.

Sarkozy no ha realizado aún su promesa de transformar al modelo social, pero sí ha efectuado su más inédito y acelerado cambio: el de su Primera Dama.

El no ha aplicado una terapia de choque sobre la economía pero si sobre su corazón. El ha impuesto un nuevo modelo de ultra-veloz alteración en sus relaciones sentimentales que posiblemente ningún otro mandatario de alguna democracia industrial pueda imitarle.

Su rápido y lujoso romance contribuyó a hacerle caer más de diez puntos en las encuestas. En EEUU el candidato que lideraba los sondeos en las internas republicanas, Rudy Giuliani, se desplomó porque, entre otras cosas, los más conservadores no le perdonaban que él esté en su tercer matrimonio (“pecado” al cual acaba de llegar Sarkozy). En un mes los Sarkozy serán alojados por la reina británica, la misma que entró en la sucesión al trono únicamente porque su tío Eduardo VIII ha sido el único monarca de su país en abdicar a la corona y todo ello por atreverse a casar con una divorciada.

Sin embargo, la nueva pareja en el poder francés tiene mucho que causar recelo entre los votantes tradicionalistas que constituyen gran parte de la base de la derecha. El “amor de su vida” de Sarkozy fue Cécilia a quien cortejó cuando ella estaba aún casada. Luego, en la fase final de su matrimonio, ambos fueron denunciados en la prensa por tener amoríos extramaritales.

Carla Bruni tiene un historial que podría enrojecer a cualquier conservador. Ella es una izquierdista italiana que hizo campaña en todas las elecciones contra su actual marido. Ha sido la amante de un ex primer ministro socialista (Laurent Fabius) así como de más de una docena de personalidades (entre ellas Mick Jagger, Eric Clapton y Kevin Costner). Es hija ilegítima y su padre biológico no le crió ni le dio su apellido. Ella ha tenido a su único hijo (Aurélien) en una relación extramarital con un hombre casado (Raphaël Enthoven), el mismo que es el hijo de quien era su conviviente (Jean-Paul Enthoven). Ella nunca antes se quiso casar, y hace poco declaró que la monogamia le aburre y que practica la poligamia pues le gusta estar con varios hombres a la vez.

Tras su boda Sarkozy podrá mostrar que el jefe de Estado de Francia no viaja con una “querida” sino con una esposa, la cual podría ganar un concurso de belleza entre todas las primeras damas del mundo (Carla llegó a ser una de las modelos internacionales mejor pagadas).

El perfil “zurdo” de Carla, así como la de algunos ministros “rojos” que Sarkozy puso en su gabinete, podrá ser usado por él para tratar de opacar su imagen de bestia negra ultraderechista y racista que tanto le trata de presentar la izquierda. No obstante, nada asegura que una mujer que recién él ha conocido, que siempre ha tenido relaciones inestables y complicadas y que tiene una trayectoria política adversa, no vaya a terminar chocando con él minando su autoridad.

Sarkozy ofreció enrumbar la economía francesa tras el modelo de Margaret Thatcher, aunque ahora algunos conservadores temen que él haya perdido cierto rumbo y popularidad por estar con su supermodelo.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris