Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La sabiduría de Ken Follet

María Ferraz (Barcelona)
Redacción
miércoles, 6 de febrero de 2008, 02:08 h (CET)
En su última novela, el escritor de best-sellers Ken Follet, ha emulado a Dan Brown haciendo gala de su falta de conocimientos históricos sobre la Edad Media, arremetiendo como ya es costumbre, contra el cristianismo y la Iglesia.

La Iglesia y sus seguidores siempre serán pasto de los indolentes, y de los que viven en las tinieblas del espíritu. La Iglesia viene al mundo para dar luz, para que el hombre deje su comportamiento animal y se eleve hasta Dios. Quien malinterprete el papel que Cristo quiso dar a esta institución no sólo cae en el ridículo del que ignora, sino que se pone contra Dios. Tirar a dar a la Iglesia es un moda que puede acarrear y acarrea pésimos augurios sobre estos enemigos del género humano que lo descapitalizan de su mayor sabiduría: la salvación del alma.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris