Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Comulgar en la mano

Mª D. Bravo (Barcelona)
Redacción
miércoles, 6 de febrero de 2008, 02:08 h (CET)
Leo que la Congregación Vaticana para el Culto Divino propone revisar la comunión en la mano, práctica nunca aprobada por el Concilio y que fue implantada precipitada y abusivamente en algunos lugares y sólo después aceptada por el Vaticano.

Cuentan que un Obispo que la introdujo en su circunscripción, reveló desde el purgatorio que permanecería allí hasta que fuera erradicada dicha costumbre en su diócesis. La comunión es algo tan sagrado que, banalizado como todo en esta vida, queda reducido a un símbolo externo que desacraliza su contenido. Recibir al Cristo real debería llenarnos de temor reverencial ante semejante muestra de anonadamiento por parte de Dios. Los comulgantes, muchos mal preparados incluso en pecado mortal se acercan a la comunión no sabiendo que en lugar de favorecerles les perjudica gravemente: el que comulga en estado de pecado grave se come y se bebe su propia condenación. De ahí la necesidad de procurar el máximo respeto a la liturgia sacramental, recibiendo a Dios de rodillas, en la boca y con una patena que recoja los fragmentos de las formas que caen en el suelo siendo luego pisoteados por la gente.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris