Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A vueltas con el clero

Mario López (Madrid)
Mario López
miércoles, 6 de febrero de 2008, 02:05 h (CET)
Este proceso de secularización de obispos y prelados al que estamos asistiendo empieza a tomar un cariz delicado.

En España, cada vez que los religiosos abandonan la clausura para tomar el ágora con el ansia de escuchar el eco de sus propias admoniciones, se produce un efecto de simpatía en los cuarteles y ya podemos empezar a echarnos a temblar. Espero que a estas alturas de siglo este satánico efecto esté totalmente conjurado y la cosa se quede en un casposo vodevil que acabe concluyendo cuanto antes en el olvido, en compañía, entre otras, de las gracietas del también muy secularizado padre Apeles. Si los curas no quieren incendios en sus conventos que no prediquen los incendios en la calle. A ver si con la ayuda del clero conseguimos salvar este siglo de un nuevo ataque de anticlericalismo casposo, que ya está bien.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris