Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB - 20ª JORNADA   -   Sección:   Baloncesto

MMT Estudiantes se disuelve ante un correcto AXA Barça (79-86)

Los de Perasovic arrancaron el encuentro arrasando frente a los blaugranas; los ajustes de Ivanovic y la sangre fría de Lakovic sirvieron para que los catalanes rompieran su mala racha fuera de casa
Redacción
domingo, 3 de febrero de 2008, 19:46 h (CET)
Igual que Joan Plaza la semana pasada, Dusko Ivanovic no entiende que es lo que pasa con el MMT Estudiantes, no sabe donde está la clave que podría ayudar a los madrileños a salir de los puestos de descenso. Ningún entrenador podría entender como un equipo que consigue 33 puntos en el primer período puede enseñar, minutos mas tarde, una cara tan pobre; los colegiales sufrieron por la fuerte defensa culé tras tan serio correctivo, si, pero llegaron a donde era difícil encontrar algún detalle de los vistos minutos antes. Tras el descanso, el equipo catalán le tenía tomada la medida a los madrileños, y así Ivanovic consiguió acabar con una temporada muy floja fuera de casa.

FICHA TÉCNICA
79 - MMT Estudiantes: Sánchez (16), Morandais (21), Suárez (14), Pietrus (6) y Lewis (6). Martínez (3), Lorbek (-), Jasen (11), Torres (-), Beirán (0) y Young (2).
86 – AXA F.C. Barcelona: Lakovic (15), Basile (10), Acker (17), Trías (12) y Vázquez (9). Sánchez (7), Marconato (8), Ilyasova (6) y Grimau (2) .
Parciales: 33-20, 39-38; 59-60 y 79-86.
Árbitros: Pérez Pérez, Redondo y Peruga(5). Sin eliminados.
Incidencias:10000 espectadores en el Telefónica Arena(Madrid). Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga ACB.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Jaka Lakovic: fue el hombre que, gracias a su sangre fría, dilapidó el encuentro al final.
Lo peor: Velimir Perasovic: sus manías le han perdido hoy. Si bien Estudiantes necesita a un pívot, desechar a Young y Torres en un partido como hoy tiene delito.
El dato: Una vez mas, el Barcelona ha ganado cuando ha superado los 80 puntos.

Matías Castañón / Enviado especial

Quien haya visto los primeros minutos del MMT Estudiantes se habrá preguntado lo mismo que Ivanovic: ¿Que le pasa a este equipo que no gana? Con un quinteto bajo (con Carlos Suárez, con 2.03, como hombre mas alto en el campo) se puso frente a un Barça que salía preparado para una guerra de trincheras tras las declaraciones en la semana de Perasovic. Ya tenemos la lección aprendida, el croata nos va a mentir de vez en cuando: con un quinteto bajo se consiguieron muy buenos minutos, donde los locales pudieron romper por un sitio o por otro a la defensa catalana, donde Trías lo pasaba mal y Fran Vázquez sufría. Morandais y Sergio Sánchez, objetivo de muchas críticas un mes atrás, tiraron del carro en los primeros minutos con buenos porcentajes desde la linea de tres puntos para sumar 26 de los 33 puntos que los locales anotaron en los primeros diez minutos. La defensa fue por los mismos derroteros, si bien un par de bajones permitieron que Lakovic dejara algunos detalles y que Vázquez anotara cómodo desde el lateral. El gallego parece tener sus mas y sus menos con su entrenador, porque tras ser el referente blaugrana en los primeros compases del partido se dirigió al banquillo para jamas regresar: la culpa no era del de Chantada ni mucho menos, y si bien al inicio tuvo problemas, en el final podría haber finiquitado a los locales. Perasovic, tras los diez minutos de gloria, movió el banquillo dando minutos a los suplentes (volvió a pista Javier Beirán, de los menos activos en la “era Peras”) y desde ese punto perdió el encuentro: su rival supo adaptarse a la situación, con Pepe Sánchez e Ilyasova ocupados ofensivamente, además de una intensidad defensiva que supuso recuperar la desventaja en el luminoso y meter en problemas a Perasovic, que castigaría a Jesse Young, uno de los hombres que salió desde la banqueta. El caso del canadiense es similar al de Fran Vázquez, pero mas sangrante debido a los problemas que tienen los colegiales por dentro: tras varios errores su entrenador lo devolvió al banquillo, justo cuando el Barça hacía daño con Marconato. Una señal clara hacia la directiva: Young necesita a alguien grande que le acompañe, algo que perdió tras la salida de Potapenko. Al AXA F.C. Barcelona le hicieron falta diez minutos para recuperar la igualdad al descanso; a Estudiantes, esos diez minutos le bastaron para perder el partido.

Tras la reanudación los madrileños volvieron a tirar de casta para compensar la primera parte mas rara que se ha visto en el Telefónica Arena: los hombres que en el inicio superaron a los visitantes no estaban a buen nivel, pero sus recambios salieron al rescate. Creo que nadie puede cargar tintas contra Gonzalo Martínez esta semana, tras un partido decente en ataque y con una defensa acorde a las limitaciones particulares del canterano; el, junto a Carlos Suárez, mantuvo al equipo local en los primeros minutos del tercer cuarto, cuando el Barcelona golpeaba cada vez mas fuerte con Acker y Lakovic con tiros de larga distancia y usando a Marconato y Trías para hacer daño por dentro. Con Young “descartado”, Pietrus pasó algún que otro apuro ante los interiores blaugranas, algo que unido al criterio arbitral acabó por quemar al francés, que reaccionó marcando territorio con un espectacular mate. Las fuerzas estaban equilibradas y el partido era un constante “tuya-mía” hasta que sucedió lo inevitable: Sergio Sánchez, que tenía minutos de escolta cuando Ivanovic atacaba con dos bases, sufrió una inoportuna rotura fibrilar que le dejó fuera del encuentro, dejando a Martínez la labor de frenar a un Pepe Sánchez que conociendo su superioridad física lo llevó una y otra vez al poste. El Barça abría brecha con cierta parsimonia, sin grandes florituras, mientras que el Estudiantes volvía a probar con el quinteto que tantas alegrías dio al inicio (sin Sergio Sánchez y con Lorbek tocado, Gonzalo Martínez seguiría hasta el final). Los visitantes aprovechaban cada descuido colegial para llevarse a los hombres bajos a la pintura, pero la defensa volvía a ser protagonista para que todo se quedase en un puño a falta de tres minutos: con cinco puntos abajo, los dos equipos cometieron fallos inexplicables que convirtieron el encuentro en un “correcalles” del cual solo sacaba partido el Barça. Alex Acker, un hombre que ha tenido sus mas y sus menos durante esta temporada, aportó la tranquilidad para dar una ventaja que, a falta de minuto y medio, parecía insalvable: los fallos de Morandais y la sangre fría de Lakovic, el mejor tirador del partido, acabaron hundiendo a los locales, que deberán de ajustarse a los cambios (la lesión de Sergio Sánchez dará algo de presencia a Russell, pero obligará, si se extiende en el tiempo, a buscar a un jugador nacional para cumplir con los cupos) en las próximas dos semanas para visitar al Unicaja.

Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris