Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

EEUU: Extraño sistema de elección

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 4 de febrero de 2008, 08:17 h (CET)
El sistema para elegir al presidente de EEUU es muy complicado. El no es el que saca más votos a nivel nacional. Cada uno de los 50 Estados tiene su propio número de electores, los cuales pasan en su totalidad al que gane allí (aunque sea por la diferencia de un voto). En el 2000 Al Gore ganó con más de 500,000 votos pero Bush obtuvo 4 electores de más y por eso llegó al poder.

Aún más entreverado es la forma en la cual los dos partidos nominan a su candidato. Sus miembros no votan a nivel nacional y en un solo día por ellos. El proceso se da mediante un calendario. El primer Estado en votar es Iowa el 3 de Enero y los últimos dos son 5 meses más tarde, el 3 de junio.

No siempre en un mismo día votan en ese mismo estado los demócratas y los republicanos. Cada Estado tiene sus propias reglas de elección, las cuales pueden cambiar de acuerdo al partido. Algunos permiten que voten solo los miembros del partido y en otros cualquiera del público. En unos hay elecciones primarias con papeletas de sufragio y en otros se dan sucesivas asambleas (caucasuses).

Más de medio millón de demócratas han sufragado en Michigan o La Florida pero ellos no pueden elegir a nadie pues sus partidos no han autorizado la fecha en las que esos Estados realizaron sus primarias.

En algunos Estados un candidato puede allí sacar más votos pero obtener menos delegados pues puede haber perdido en el número de circunscripciones. En La Florida todos los delegados republicanos han sido adjudicados al ganador (McCain).

Así como el peso de los electores no es igual también hay grandes desigualdades en el uso del dinero donde cualquiera puede desembolsar la suma que quiere y ello siempre suele favorecer a millonarios como Perot o Romney. Es más, quien tiene pocos recursos casi no tiene posibilidades.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris