Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La verdad nos hará libres

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
sábado, 2 de febrero de 2008, 22:12 h (CET)
Conocer la verdad es un anhelo radical del corazón. Dios ha dado inteligencia y libre albedrío al hombre, por la razón es capaz de comprender el orden de las cosas establecido por el Creador. Además todos los hombres, conforme a su dignidad, por ser personas, tienen el deber de buscar la Verdad y, además tienen la obligación moral de hacerlo, sobre todo con respecto a la verdad religiosa.

La capacidad de conocer la realidad objetiva, situada fuera de nuestro entendimiento, y descubrir unas leyes que no dependan de nuestra opinión, es premisa indispensable para avanzar en cualquier ramo del saber. Por ejemplo, no podríamos calcular un puente, sin conocimientos verdaderos sobre la resistencia de los materiales. Sería temerario pensar que solo existen opiniones y que, opinión por opinión, todas valen lo mismo. Correría un grave riesgo quien se metiera a proyectar esa obra desoyendo las leyes físicas, fiado solo de sus propias impresiones subjetivas.

En el comportamiento humano hay que saber que podemos engañarnos con más facilidad y dejarnos llevar por lo que nos presentan más cómodo o placentero, dejando a un lado lo verdadero.

Debemos buscar la verdad con valentía, y sin dejarnos llevar por actitudes más o menos escépticas, y enseñar a los demás la maravilla de ese encuentro con la verdad que nos hace libres. La verdad libera a la razón y a la voluntad, nos permite vivir con autenticidad, sin hipocresía, con sinceridad interior. Incluso, desde el punto de vista de su aceptación social, la verdad es más atractiva que la mentira.

El error no solo oscurece las inteligencias sino que divide las voluntades. Solo cuando los hombres se acostumbren a decir y a oír la verdad, habrá comprensión y concordia.

“Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz”. (Jn. 18, 37)

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris