Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fracaso abortista

María López Ribas (Valladolid)
Redacción
sábado, 2 de febrero de 2008, 11:03 h (CET)
La reciente concentración de la Coordinadora abortista en Valladolid dejó patente varios hechos. En primer lugar, el ínfimo seguimiento ciudadano ante su extremista convocatoria: sólo unas sesenta o setenta personas en torno a una bandera republicana y dos comunistas. Esto contrasta con la concentración pro-vida de diciembre, que reunió a un número ocho veces mayor de ciudadanos, como consta en la documentación gráfica.

En segundo lugar, la demagogia y el extremismo de sus exigencias. Cuando ya llevamos más de un millón de abortos en España, cien mil de ellos en el último año, aún les parecen insuficientes las facilidades para abortar niños y niñas a lo largo de todo el embarazo. De hecho, el tercer supuesto despenalizador no tiene límite temporal y a él se acogen casi todos los abortos provocados. No tienen empacho en reclamar una total despenalización y en presentar como víctimas a sujetos que tanto se han lucrado con el sufrimiento de muchas mujeres a través de prácticas ilegales e insalubres. Se arrogan la representación de todas las mujeres, cuando sólo representan al ínfimo sector más abortista y radical de la sociedad. Piden abortos gratuitos, cuando ya el Estado los financia en centros privados, en contra de la conciencia de millones de contribuyentes. Se inventan un victimismo cuando ni hubo ni hay mujeres encarceladas por haber abortado.

En tercer lugar, exhiben una falta de respeto hacia personas como el sr. Rouco y contra los valores y los sentimientos religiosos de la mayoría de los españoles. Osan acusar de "fundamentalista" a todo el que discrepa de ellos, sin atreverse a reconocer su fundamentalismo abortista. La ciudadanía les ha dado la espalda. ¡Enhorabuena, Valladolid!

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris