Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La caza: una forma de ir a la guerra

José Vicente Cobo
Vida Universal
viernes, 1 de febrero de 2008, 12:04 h (CET)
Estimado Director, algunos grupos animalistas ya han denunciado que hasta febrero se prevé que en la Comunidad de Madrid caigan abatidos unos 600.000 animales en los cotos madrileños que alcanzan el 70% de la región, en este sentido habría que decir que la palabra "caza", tan terrible como es, se presenta como un eufemismo. En realidad se trata del gusto de matar. "La caza es siempre una forma de ir a la guerra", dijo el famoso poeta alemán Goethe; "Del asesinato a los animales al asesinato de los hombres hay sólo un pequeño paso", dijo el escritor ruso León Tolstoi. Y en la actualidad cada vez más personas notan que es así.

Recientes estudios realizados por ecólogos dieron como resultado que los animales tienen un mecanismo interno para la regulación del crecimiento de la población. Ninguna especie se reproduce sin medida ni meta. La cantidad de nacimientos no se limita desde fuera, sino a través de una medida interna. En consecuencia, la caza por este motivo no sólo es inútil, sino que es totalmente innecesaria.

El ser humano no tiene por ello que asumir el papel de un falso salteador de caminos para reemplazar a los "enemigos naturales de los animales". El solo estorba la armonía interna de la naturaleza, destroza los lazos sociales de los animales, destruye sus lugares de descanso y zonas de alimentación y desencadena migraciones de gran consideración que se encuentran fuera de su ritmo natural.

En el caso de los jabalís los cazadores apuntan primero a la hembra, que tiene en la manada un papel de líder, y la matan. Al cazador le tiene sin cuidado que con ello no sólo se interrumpa sino que se destruya la estructura social de los animales.

En el caso de las liebres, por ejemplo, el cazador da su "saludo" con una carga de perdigones que no sólo traspasan la piel de la víctima, sino que se filtran por todo el sistema nervioso que se encuentra debajo de ella. Las libres se retuercen despavoridas de dolor, gritando a menudo como niños pequeños. Entonces se acerca el orgulloso cazador y la golpea hasta matarla.

Así se podría seguir relatando como lo hace con los corzos, gamos, perdices, pajarillos, etc. Y no por último qué sucede con los zorros que pronto serán perseguidos, atemorizados y abatidos en tierras Gallegas donde la Conselleria ha dado carta blanca para celebrar el campeonato de caza de éste noble animal, dando un paso atrás en el respeto y defensa de la Naturaleza. Por lo que la Asociación Vida Universal se une al Boicot contra este mal llamado deporte, que ya muchos grupos animalistas han presentado en algunas instancias de Galicia, entre otras cosas por las muchas irregularidades que encierra.

Noticias relacionadas

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián

Enfocarse en lo ilusorio obstaculiza modificar la realidad

“Aprende en lo ilusorio, porque de ello se compone en gran medida nuestro presente”

Lo armónico es lo que nos da vida

“En la cercanía de unos y de otros está el triunfo de lo armónico”

¿Estamos locos?

He sentido vergüenza ajena al conocer algunos “salarios” con los que se “compensan” los esfuerzos de ciertos VIPS
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris