Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El voto de los católicos consecuentes

Jesús Mariñoso (Madrid)
Redacción
viernes, 1 de febrero de 2008, 12:04 h (CET)
Me gustaría reflexionar en voz alta, en mi calidad de católico, sobre el sentido que debe tener mi voto el próximo día nueve de marzo.

Pienso en las distintas candidaturas y descartados por anticatólicos todos los partidos de izquierda tanto los minoritarios como IU o PSOE, nos quedan las siguientes alternativas:

UPD: el nuevo partido de Rosa Díez, es como el partido socialista, pero en nuevo y antinacionalista. Descartado por ser como el socialista, no por antinacionalista.

PP: dicen que van a crear un ministerio de la Familia, pero no van a derogar ni la ley del aborto, ni el divorcio expres, ni el matrimonio homosexual. De los experimentos con embriones qué vamos a decir si los aprobaron ellos.Donde gobiernan, por ejemplo en la Comunidad de Madrid, dedican el 80% del presupuesto de políticas familiares a subvencionar clínicas abortistas privadas. Sí, están en contra de EpC y prometen mejorar la calidad de la educación, aunque en ocho años en el poder no hicieron nada. ¿Y esto lo puede votar un católico?

Resto de partidos minoritarios: No los conozco todos, pero sé de algunos muy empeñados en temas territoriales o que defienden la pena de muerte o cuyo mayor ímpetu lo dedican a defender un patriotismo más o menos opinable.

Como vivo en Madrid, no tengo problemas con los partidos nacionalistas.

Así que como católico solo me queda una opción a la que en conciencia puedo votar, un partido cuyo ideario es defender la Familia y la Vida, que defiende de verdad lo único que no es opinable para un católico. Porque la unidad de la patria, los estatutos de autonomía, la ley de costas o el reglamento de tráfico y la velocidad máxima permitida en las autopistas son temas opinables y los católicos podemos y debemos discrepar en esos temas, pero en la defensa de la Verdad, de la Vida y de la Familia tenemos que estar todos de acuerdo y aunar esfuerzos.

Por eso yo, como católico, voy a votar por Familia y Vida e invito a los católicos consecuentes con sus convicciones que hagan sus reflexiones y voten después en conciencia.

El mal menor es también un mal.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris