Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El voto de los católicos consecuentes

Jesús Mariñoso (Madrid)
Redacción
viernes, 1 de febrero de 2008, 12:04 h (CET)
Me gustaría reflexionar en voz alta, en mi calidad de católico, sobre el sentido que debe tener mi voto el próximo día nueve de marzo.

Pienso en las distintas candidaturas y descartados por anticatólicos todos los partidos de izquierda tanto los minoritarios como IU o PSOE, nos quedan las siguientes alternativas:

UPD: el nuevo partido de Rosa Díez, es como el partido socialista, pero en nuevo y antinacionalista. Descartado por ser como el socialista, no por antinacionalista.

PP: dicen que van a crear un ministerio de la Familia, pero no van a derogar ni la ley del aborto, ni el divorcio expres, ni el matrimonio homosexual. De los experimentos con embriones qué vamos a decir si los aprobaron ellos.Donde gobiernan, por ejemplo en la Comunidad de Madrid, dedican el 80% del presupuesto de políticas familiares a subvencionar clínicas abortistas privadas. Sí, están en contra de EpC y prometen mejorar la calidad de la educación, aunque en ocho años en el poder no hicieron nada. ¿Y esto lo puede votar un católico?

Resto de partidos minoritarios: No los conozco todos, pero sé de algunos muy empeñados en temas territoriales o que defienden la pena de muerte o cuyo mayor ímpetu lo dedican a defender un patriotismo más o menos opinable.

Como vivo en Madrid, no tengo problemas con los partidos nacionalistas.

Así que como católico solo me queda una opción a la que en conciencia puedo votar, un partido cuyo ideario es defender la Familia y la Vida, que defiende de verdad lo único que no es opinable para un católico. Porque la unidad de la patria, los estatutos de autonomía, la ley de costas o el reglamento de tráfico y la velocidad máxima permitida en las autopistas son temas opinables y los católicos podemos y debemos discrepar en esos temas, pero en la defensa de la Verdad, de la Vida y de la Familia tenemos que estar todos de acuerdo y aunar esfuerzos.

Por eso yo, como católico, voy a votar por Familia y Vida e invito a los católicos consecuentes con sus convicciones que hagan sus reflexiones y voten después en conciencia.

El mal menor es también un mal.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris