Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

España debe superar este varapalo

Jorge Dargel
Jorge Dargel
martes, 29 de enero de 2008, 23:26 h (CET)
Malos tiempos corren para la selección española de balonmano. Este Europeo de Noruega ha sido un rotundo fracaso. No caben excusas para justificar el noveno puesto de España en este campeonato. Sí, hemos tenido mala suerte en determinadas jugadas que hubiesen marcado otro devenir en el camino del combinado nacional. Sinceramente, viendo la actuación de los españoles, aunque hubiésemos empatado de falta directa a Francia o hubiese entrado ese tiro de Mariano Ortega contra Suecia, creo que nuestro camino hubiese sido un poco más largo, pero no más esperanzador.

La imagen de España no ha sido buena, esto nadie puede discutirlo. El único partido que se mostró un buen nivel de juego fue contra Alemania y en un Europeo o estás a tope en todos los choques o te vas a las primeras de cambio. Hungría fue el primer bofetón, el segundo nos lo dio Francia y finalmente, Suecia nos echó de la lucha por las semifinales. No hay más vuelta de hoja, ha habido mejores equipos que nuestra Selección en Noruega.

Y es que los de Pastor han fallado en muchas aspectos. El primero y más alarmante, las ‘carajas’ de los segundos tiempos en cada partido. Son diez minutos en los que España olvida cómo defender o atacar a su rival, mostrando errores de benjamines. Si estas ‘pájaras’ las cometes contra adversarios como Francia o Suecia, normalmente no te perdonan. Recordemos que un Europeo de balonmano es más fuerte que un Mundial o unos Juegos Olímpicos, ya que se reúnen lo mejorcito de la elite de este deporte sin ‘hermanitas de la caridad’ que valgan.

Si a lo anterior le añadimos que España no ha sabido defender como nos tenía acostumbrados y que encima apenas se ha tenido lanzamiento exterior, pues termina siendo el ‘acabose’. Ni con defensas abiertas ni con cerradas, la Selección no podido ‘secar’ a los jugadores más peligrosos de los contrarios. Además, casi no se ha salido al contraataque, factor que tan bien se hacía no hace mucho. De todos modos, esto es síntoma de una defensa endeble. Mención especial merece lo del tiro desde los nueve metros. Este factor ha sido uno de los que más daño ha hecho al ataque español. En algunos choques parecía como si a los jugadores de la primera línea les costase soltar el brazo desde lejos. Sin embargo, se empecinaban en buscar al pivote, que sí, estaba normalmente Garabaya para sacarnos de la ‘empanada’, pero no es Rolando Uríos.

Todos estos ‘males’ han hecho que España finalice en novena posición en este Europeo. Pero lo que más me preocupa no es ninguna faceta del juego español, sino la actitud y el futuro de la Selección. Por mucho que diga Juan Carlos Pastor, España no ha estado como en el pasado Mundial de Alemania o Túnez o el anterior Campeonato de Europa de Suiza. Digo esto, porque durante bastantes minutos en diferentes encuentros, se ha visto a un equipo nervioso, con poca confianza y cometiendo imprecisiones impropias de jugadores de primer nivel como los españoles.

¿Y ahora qué? Pues eso nos lo preguntamos muchos. Ahora toca clasificarnos para Pekín, pero no lo vamos a tener nada fácil, ya que tendremos que luchar por dos plazas contra Francia, Noruega y Túnez. Después del varapalo del reciente campeonato toca pasar página, pero al mismo tiempo resolver los defectos y volver a coger ese espíritu que vimos en anteriores torneos oficiales. Pastor, además de hacer una labor de entrenador, deberá tratar mucho el aspecto psicológico de la Selección y de los jugadores. Aún queda tiempo para solucionar todos estos problemas, pero este bloque se merece un voto de confianza para su siguiente reto, Pekín.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris