Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Tanto defienden la vida?

Nieves Jiménez (Madrid)
Redacción
miércoles, 30 de enero de 2008, 07:58 h (CET)
Hay muchas cosas que no entiendo por parte de los gobernantes. Por ejemplo si no llevas el cinturón de seguridad puesto, te multan. Las estadísticas dicen que la mayoría de los accidentes mortales se debe a que no llevaban puesto el cinturón. Pero, también aunque los menos los ha habido que han muerto, al quedar atrapados y no poder salir rápido a causa del mismo. Pregunto yo? Y quienes son los de Tráfico para inventarse esta Ley. Si yo, quiero conducir sin cinturón, ya soy mayor de edad y sé que me la puedo jugar. Pero a ellos qué. ¿Por qué tanto interés en esta prevención de muerte, cuando ya sabemos lo que hacemos? Aconsejarlo si, pero obligarlo no.

Por otra parte no entiendo las declaraciones de la Vicepresidenta del Gobierno, ante la reacción “encolerizada” de los representantes de las clínicas abortistas, por las investigaciones a las que están siendo sometidas, alegando: “que se trata de una campaña de intimidación” las numerosas denuncias presentadas. Y también la señora de la Vega llega al extremo de: “que pone en tela de juicio la profesionalidad de los jueces, si se constata que se están vulnerando derechos, no los vamos a tolerar”, “el Gobierno tiene que garantizar los derechos de la mujer y su intimidad”.

¿Si las clínicas actuaban dentro de la ley, a que tanto miedo?

Y, si una mujer mata a su hijo habrá que llamarla a declarar. Es lo legal. ¿No?

¿Que ocurre que la vida de siete u ocho meses, no vale nada? La del conductor sin cinturón, esa si vale y…mucho por cierto, pero lo mismo que la del niño no nacido. A que viene tanta pataleta.

Que mal pensada soy, ¿será todo por el dinero? ¿El que se cobra por las multas y el negocio de las clinicas abortistas? Pienso que si.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris