Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Por los animales sí, por las personas no

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 30 de enero de 2008, 07:58 h (CET)
Fue en Barcelona. Un grupo de defensores progresistas de los animales protestaron, en la plaza de la catedral para dejar constancia de las muertes de muchos animales, cuyas pieles son utilizadas luego como abrigos costosos para los humanos.

No reprocho la sensibilidad por la naturaleza animal, sino lo que lamento profundamente y me parece un acto de suma incoherencia, -¿o hipocresía?-, el que a tales personas no se les ocurra organizar una protesta masiva, por todas partes, en defensa de la naturaleza humana por la cruel matanza de millares de seres humanos no nacidos, que a diario se realizan en España.

Bien la defensa de los pobrecitos animales, pero muy mal el olvido y cruzarse de brazos ante los miles de abortos, crímenes de seres humanos-cien mil el último cómputo- realizados con los seres más indefensos e inocentes de la naturaleza global.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris