Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

ABC Color, la derecha paraguaya y el Mercosur (III)

Luis Agüero Wagner
Redacción
martes, 29 de enero de 2008, 08:23 h (CET)
EL DULCE NACIONALISMO Y EL ANTI-IMPERIALISMO SELECTIVO DE ABC

Sin desmeritar a Brasil como imperio, considerando lo mal que la pasó el Paraguay hacia 1870 cuando aplicó la "confrontación directa" con el coloso sudamericano en una gigantomaquia digna de titanes contra olímpicos en la mitología griega, resulta contradictorio el nacionalismo y anti-imperialismo tan selectivo en ciertos zares de la prensa paraguaya. Especialmente si consideramos que la única vez que abrieron la boca para acusar al imperio norteamericano (que impuso en Paraguay la dictadura anticomunistade la que se presentan como víctimas), fue para criticar a Jimmy Carter por preocuparse del tema "Derechos Humanos".

Como enfrentados a la reputación inventada de luchadores por la democracia que se autoadjudican, se pueden citar los panegíricos que dedicaran, antes del giro en política exterior de sus amos de Washington, a grandes filántropos como Jorge Rafael Videla o el editorial defendiendo al dictador Augusto Pinochet detenido en Londres (ABC,8 de noviembre de 1998).

El dulce nacionalismo tampoco condice con la prosapia de Aldo Zucolillo, hijo de don Antonio Zucolillo Abbondante, quien vendiendo "abondante" azúcar a los bolivianos en plena guerra del Chaco no pudo haberle explicado a su vástago gran cosa sobre la rentabilidad del patriotismo. Sí concuerda, en contrapartida, con el hábito del dueño de ABC de intentar borrar su pasado vergonzante con itinerarios de ida y vuelta, y mentir con insistencia goebbeliana. En este empeño, hasta fue capaz de contratar a Christian Zimmerman para predicar desde ABC la receta del mago Martínez de Hoz, de cuya efectividad estaba a punto de convencernos cuando salieron a la luz sus aventuras de Bancopar y otras financieras.

Al margen de los hechos visibles al público, no me parece muy caballeroso por parte de la diplomacia norteamericana estar instrumentando a sus lacayos paraguayos para hacer llegar sus quejas al representante de Lula da Silva. En todo caso, James Cason podría ir hasta la sede brasileña y enrostrar directamente al embajador Valter Pecly su protesta por su ingerencia en lo que considera una neo-colonia del emperador al cual sirve.

Claro que en ese caso, se quedaría sin trabajo Ricardo Canese, y perderían espacio en la prensa los corifeos de las campañas del imperio norteamericano contra el MERCOSUR.

____________________

Luis Agüero Wagner es escritor, natural de Paraguay.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris