Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Josefina Galán (Málaga)
Redacción
lunes, 28 de enero de 2008, 08:18 h (CET)
Con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, se ha hecho público un interesante mensaje del Papa en el que reclama la necesidad de una “info-ética”, un conjunto de criterios encaminados a un ejercicio personal y social de la comunicación al servicio de la verdad. Como nos ha recordado Benedicto XVI, “los medios de comunicación si no sirven a la verdad del hombre, si no presentan una concepción del hombre conforme a su naturaleza, se transforman en sistemas dedicados a someterlo a lógicas dictadas por los intereses dominantes del momento”.

Benedicto XVI está marcando decisivamente el debate intelectual de la Europa contemporánea con sus discursos e intervenciones públicas. No hay cuestión de fondo que afecte al futuro del hombre y de la sociedad que no tenga una oportuna palabra de clarificación por parte de quien es hoy verdadero defensor de la razón. El ejemplo del Papa debiera servir a toda la Iglesia, especialmente a las instituciones educativas y a las dedicadas a la comunicación, para que reflexionen sobre su capacidad de propuesta de cuestiones de fondo que están en el día a día de la opinión pública.

Por eso, los profesionales de la comunicación han de estar guiados por la búsqueda permanente del bien común, respetando en todo momento los derechos de las personas. Informar es emitir mensajes y noticias que describen realidades naturales, artificiales y humanas. El hombre tiene sed de verdad, busca la verdad; así lo demuestran también la atención y el éxito que tienen tantos productos editoriales y programas de ficción de calidad en los que se reconocen y son adecuadamente representadas la verdad, la belleza y la grandeza de la persona, incluyendo su dimensión religiosa. Jesús dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Jn 8,32). La verdad que nos hace libres es Cristo, porque sólo Él puede responder plenamente a la sed de vida y de amor que existe en el corazón humano.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris