Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

ZP y el PSOE en la estacada económica

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 28 de enero de 2008, 07:36 h (CET)
Más de lo mismo y parece que nuestras autoridades no aprenden de sus errores, se empecinan en querer ignorar la realidad y se dedican a esperar que un milagro les salve de la crítica situación en la que les ha puesto la fatídica llegada de las consecuencias de la crisis hipotecaria de EEUU. El presidente del BCE, señor Trichet les ha indicado a los gobernantes de los países europeos la conveniencia de “llevar a cabo una reflexión cuidadosa” para “extraer posibles lecciones”; les ha compelido a identificar los diversos riesgos que amenazan el sistema financiero global, promover prácticas sanas de gestión de estos riesgos, reforzar la resistencia y la capacidad de absorción de shocks de las instituciones financieras y “la toma de decisiones para contrarrestar impactos negativos”. En lugar de aplicarse a seguir estas instrucciones, nuestros gobernantes, empezando por el señor Presidente y continuando por el ministro de Economía, señor Solbes, se han limitado a decir que “la economía española está fuerte”, el primero, y que se trata de una situación “puntual”, el segundo. ¡Vamos, que en España no pasa nada y que podemos dormir tranquilos confiando en que el Gobierno nos sacará del apuro!

Lo malo de querer meter la cabeza debajo del ala para esperar a que la tormenta escampe por si sola, es que puede ocurrir que la tormenta en lugar de amainar se empeñe en convertirse en huracán y acabe por llevarnos a todos por los aires de la banca rota y envueltos en los torbellinos del desempleo, la insolvencia y la crisis en nuestros hogares; consecuencia de que unos señores, a los que no les conviene reconocer que lo que nos dijeron a finales de año, sobre la fortaleza de nuestra economía, de la solvencia de nuestras instituciones y de nuestra supuesta inmunidad ante los problemas que ya se perfilaban en América del Norte; no han sido más que mentiras, trolas, engaños y trucos electorales, encaminados a distraernos del problema que se nos avecinaba; para ver si, la suerte y el transcurrir del tiempo, les permitían llegar al mes de Marzo, sin que se notara demasiado que su gestión, en lo concerniente a nuestra economía, se ha limitado a administrar el legado del PP y que, en cuanto se les ha presentado un problema importante que solucionar, lo único que han sido capaces de hacer ha sido camuflar la situación; intentar engañar a los ciudadanos y distraerlos con otros temas marginales, para ver si así conseguían que nos tragáramos el marrón como quien se traga una aspirina.

Tan poca vergüenza tienen que, el día después del gran crac de las bolsas; sin tan siquiera esperar a ver en lo que acababa la crisis, soñando en que sería cosa de unas horas, echaron las campanas al vuelo acompañados por su parafernalia mediática, que se ha empeñado en dar apoyo al Gobierno –magnificando una tibia recuperación, un rebote técnico de la Bolsa de poco más de un punto ( recordemos que la víspera el batacazo fue de un 7’54%), dando a entender que toda había concluido y que, a partir de entonces, luciría el Arco Iris de la bonanza –. Craso error, infame maniobra e insensata intervención de ZP que –lo contrario de lo ocurrido el día del crac, que estuvo desaparecido de la escena –, sacando pecho (el pobre va a coger un pasmo de tanto intento de sacarlo) y,con la mueca en la que se ha convertido aquella sonrisa con la que enamoraba a sus fans, quiso quitar importancia a los cuarenta mil millones perdidos por la Bolsa, como si se tratara de una simple futesa sin ninguna consecuencia. Dígaselo, señor Presidente, a los miles de pequeños accionistas que, de la noche a la mañana, se han quedado sin sus ahorros y verá usted lo que le van a contestar. Y es que ustedes, incapaces de tomar las medidas adecuadas, se han limitado a permanecer de brazos cruzados para ver si sonaba la flauta por casualidad; ustedes que tanto presumían de un superavit ficticio ( fruto del aumento del precio de las gasolinas, de las mayores recaudaciones de impuestos y del incremento de impuestos sobre diversos artículos como pudieran ser el tabaco y el alcohol, amén del IVA sobre todos los artículos cuyos precios han subido muy por encima de lo previsto, llegando a cantidades tan exageradas como el 30% sobre la leche etc.) y que ahora, después de haber prometido el oro y el moro a los electores para que los votaran, se encuentran en porretas y con la espada de Damocles sobre sus cabezas, al haber previsto un incremento para el año 2008 superior al 3%, que saben que ahora es imposible de alcanzar.

Después de las bravatas del patético Solbes y las infortunadas manifestaciones de ZP, el testarazo que hoy se ha propinado la Bolsa española, en la que el IBEX ha caído de nuevo un 4’56%, me gustaría que el señor Pepiño Blanco, en lugar de cargar indecentemente contra la AVT , o la Vice de la Vogue, aquella que llamaba alarmistas a los que pronosticaban la crisis; no explicaran qué es lo que tienen previsto hacer para sacar al país del bache en el que nos hemos precipitado. Porque el hecho de que, más de 50.000 oficinas inmobiliarias hayan cerrado; que existan en España más de 800.000 vivienda por vender o que debamos al extranjero más de 70 mil millones de las antiguas pesetas y, que, por si fuera poco, el desempleo va adquiriendo caracteres alarmantes; no es algo que se pueda considerar una minucia ni que una economía pueda soportar por mucho tiempo. El problema social lo tienen servido, señores del Gobierno, Trajeron inmigrantes por demagogia y ahora se los tendrán que tragar y además evitar que se les mueran de hambre, porque una masa de varios millones de personas con problemas se convierte en incontrolable. Lástima que Caldera no cumpliera aquello de que deberían pasar por sobre su cadáver antes de que los documentos de la Generalitat salieran de Salamanca, porque, de ser así, nos hubiéramos evitado un ministro de trabajo con una incompetencia rayana en negligencia criminal. Han fracasado desde el principio al fin de la legislatura y ¡todavía tiene la cara dura de querer que les voten de nuevo! Ya han hecho bastante daño a España, no sigan.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris