Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Muerte de la infancia

Cristina Téllez (Barcelona)
Redacción
domingo, 27 de enero de 2008, 07:50 h (CET)
En 2006, 9´7 millones de niños han fallecido de muerte evitable en el mundo. Pero desde la década de los 70, según la ONU, 2.000 millones de bebés han sido abortados, sin contar los del DIU o las píldoras abortivas.

Un piélago de muerte se cierne sobre nuestro planeta, preocupado más bien de un ecologismo a ultranza que nada sabe de lo que es la verdadera riqueza que lo habita. El aborto se extiende como una mancha diezmando a la población antes de que salga a la luz, fustigado por los enemigos del hombre que se esconden bajo el disfraz de proteger a la mujer de su gran enemigo: su hijo. Veremos caer esta barbarie cuando suene la hora, mientras a los creyentes no nos queda otro remedio que rezar para que la hora pase pronto y los corderos sacrificados en honor al dios-bienestar dejen de ser inmolados.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris