Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Abusos clericales

Eva Mª Catalán (Barcelona)
Redacción
domingo, 27 de enero de 2008, 07:50 h (CET)
Debidamente magnificados por la prensa, los abusos de ministros de la Iglesia Católica han sembrado el desdén cuando no la indignación entre el público asistente, atónito a los pecados de quienes predican la santidad.

Como una sombra han caído sobre los demás sacerdotes haciéndolos cómplices injustamente de los desvaríos de sus hermanos en el ministerio sagrado. Pero no todo es oro lo que reluce y muchos de ellos han dejado el verdadero oro de la doctrina de Jesús para ir detrás de los atractivos del mundo. Que sepan los llamados a la misión divina de salvar almas, que Dios no se contenta con un ofrecimiento a medias sino que la medida del sacerdote es darse sin medida.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris