Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Aborto y corrupción

Keka Lorenzo (Salamanca)
Redacción
domingo, 27 de enero de 2008, 07:50 h (CET)
Cuando la sociedad se lleva las manos a la cabeza porque a niños de hasta seis, siete y ocho meses de gestación han sido triturados en clínica abortista de Barcelona y echados al desagüe para que no quede señal; mientras una clínica madrileña (la Isadora) ha sido intervenida por hallar la Guardia Civil cadáveres de fetos grandes ( niños en gestación) junto a contenedores de basura; mientras varios abortorios de Madrid y de Barcelona son cerrados e investigados por la justicia por supuesto incumplimiento de la ley, a mí me llama la atención que el ministro de Sanidad haya salido en televisión junto a personal de clínicas abortivas. S¿ Se respetan aquí los derechos humanos? El aborto, en cualquiera de las fases de evolución del embrión o feto, es un grave atentado contra ellos. ¿ Quién podrá decir, contra el sentido común, la ciencia y la evidencia, que un feto no es humano? Yo, que soy madre, supe, desde el principio y en cada uno de mis embarazos, que era un niño lo que se movía dentro de mí, y me emocioné al escuchar los latidos de su pequeño corazón. Por nada del mundo le hubiera hecho daño. Si al impulso del aborto por la autoridad política, sigue la aceptación del crimen del aborto por la sociedad, es que nos movemos en un ambiente de corrupción tal, que hemos perdido el buen gusto y el olfato. No, yo no pienso votar a quienes sean tolerantes con el aborto. Se mata con cuchillos…, con firmas, con votos. Quiero que mis manos estén limpias delante de Dios y ante los hombres. No es razonable este dicho de las abortistas: "nosotros parimos, nostras decidimos". El hijo nace de la madre pero no es la madre ni una cosa de su propiedad, ni antes ni después del nacimiento. La madre tiene una obligación: velar por la salud de su hijo antes de que nazca, y por su salud y educación, después. Si no tiene entrañas, que no engendre, y, si por la circunstancia que fuere, una mujer se encuentra con un embarazo inesperado, que lo dé en adopción. Hablo como madre y mujer que soy.

Parece mentira que tenga que ser la sociedad civil quien se encargue de defender la vida (Centro Tomás Moro, Hazteoir.org, Foro de la Familia, Asociaciones pro-vida, etc.), mientras el poder político parece que se encoge de hombros o mira hacia otro lado o apoya o arropa a los que "supuestamente", o quizá no tan supuestamente, han delinquido.

Noticias relacionadas

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad

​Bruselas tensa las relaciones con Trump, apoyando dialogar con Maduro

Las dudas y la debilidad de la UE condicionan un apoyo explícito a Guaidó, el único presidente legítimo de Venezuela

​La sonrisa de Casado

Los que no quieren que gane la derecha que no se queden en casa o voten en blanco

​Los actos oficiales de inauguraciones prohibidos a partir de marzo

La convocatoria de elecciones pone en marcha la normativa de la campaña

​Vuelve el debate del aborto

Josefa Romo Galito
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris