Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Eugenio Arce, escritor. Pilar Espinosa, lectora

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 27 de enero de 2008, 07:30 h (CET)
No es normal leer la obra de un escritor y a correo seguido tenerle muy cerquita, a 10 centímetros de tu persona, compartir una tarde de lectura en una biblioteca y poder preguntarle todas tus dudas, leerle a viva voz uno de sus poemas preferidos, comentar en el Taller Literario uno de sus cuentos, hacer una lectura compartida entre amigos de uno de sus últimos cuentos publicados en el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares, conocer en primicia sus últimos proyectos, analizar su línea literaria y, en definitiva, acercarse a su obra, ya sea ésta inédita o publicada.

Esto es lo que le ha pasado a Pilar Espinosa Arroyo que desde que se gestó la idea de que el escritor visitara el Club de Lectura al que pertenece, andaba nerviosa por conocer al escritor que previamente había adoptado o apadrinado, como tal sin conocerle.

La primera obra leída de Eugenio Arce por Pilar Espinosa y por sus compañeros fue “Interna geografía” donde el autor expresa, en un alarde de sinceridad, su filosofía de vida sobre el tiempo y los problemas con los que le ha tocado vivir. Entonces, aún sin conocer al autor, tuvieron ocasión comentar la obra poética publicada en su día por el Grupo Literario Guadiana y de inventar lugares geográficos escribiéndolos en una ilustración de una escultura del pintor y también escultor tomellosero Antonio López: Valle de la Memoria, Cordillera de la Imaginación, Río de los Sueños...

Pero había que conocer algún trabajo distinto y más reciente sobre el autor nacido en Torrenueva, pues Eugenio Arce no sólo escribe poesía, y Pilar Espinosa y sus compañeros de Taller consiguieron leer uno de sus cuentos premiados más humorísticos “La tortilla”, donde aparece un guardia civil a caballo, de esos que vigilaban hace muchos años el campo para cuidar de que las cosechas y los frutos no fueran robados, donde el protagonista hace de los huevos robados una buena tortilla pero en su cabeza, tortilla real que le esperaba a Eugenio Arce en su visita a la biblioteca, pero ésta era una buena tortilla de patata, ajo y perejil realizada por otra fiel lectora Pilar Sánchez y, en un lugar normalmente consagrado a los libros, lectores y escritor cometieron, cometimos la osadía de hacer de una tortilla literaria, una tortilla verdaderamente gastronómica, que para eso también es cultura la gastronomía.

Pero aún Eugenio Arce tenía mucho que decir, el cuento de “La morna” nos transportaba a nuestro país vecino, a Portugal, país del fado, lugar que va a ser el escenario de uno de los problemas más actuales de nuestra sociedad como es la trata de blancas. Y un cuento más nos llevaría al mismo Qumran, en Jerusalén, donde los esenios encontraron los manuscritos del Mar Muerto, pero una especie de bienaventuranzas son las que encontrará Eugenio Arce en este relato y los lectores también con él, especialmente Pilar Espinosa quien leerá delante del autor, maravillosamente, los renglones de versos que enriquecen éste más que interesante relato.

La lectora a partir de ese momento se convierte en embajadora del escritor en su localidad, Pilar recibe los datos personales del autor, el escritor con ella los intercambia, Aún Pilar Espinosa le ofrecerá uno de sus propios poemas escrito para un recital que dio, para que su apadrinado lo valore y así es como se produce esa magia en un encuentro de autor, un encuentro mágico para sus lectores, por supuesto también para este gran escritor, pero especialmente mágico para Pilar, su madrina del Taller Literario.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris