Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Violencia alarmante

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 26 de enero de 2008, 11:52 h (CET)
Se están batiendo todos los records, en el primer mes del año en la comunidad de Madrid, con la perpetración de un asesinato cada sesenta y cinco horas. El último, en esta misma semana, en Alcalá de Henares. Un joven rumano de 20 años quemó viva a su novia de la misma edad. Ocho muertes violentas en 22 días, es algo que debería hacer reflexionar a todos y principalmente a las autoridades.

Algo va mal en una sociedad como la nuestra de Madrid, que, en tan pocos días, alcanza cotas tan altas de asesinatos, alguno de ellos a pleno día y en la calle, como el referido. Si a modo de reflexión personal y colectiva se buscase la causa de tan crueles e insólitos comportamientos, seguro que se aducirían mil razones de todo tipo, para explicar -que no justificar- tales eventos.

Me quedo con uno que abarca y comprende todos los demás y que, para muchos es la raíz de cuanto va aconteciendo. Es el eclipse de Dios, que la misma sociedad ha creado e instalado en el corazón de muchos, que les impide distinguir el bien del mal y regirse sólo por la fuerza de los instintos irracionales.

Quitad a Dios del corazón de los hombres y habréis convertido la sociedad en una selva, donde imperará la razón de la fuerza y no la fuerza de la razón. Sin Dios y su santa Ley, el hombre es un lobo para el hombre. Un proverbio árabe reza y es verdad :”No te fíes y teme al hombre que no tema a Dios”.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris