Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un comunista ateo y las feministas pro-vida defienden al no nacido

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
jueves, 24 de enero de 2008, 07:59 h (CET)
Aparte de la Iglesia y de las asociaciones pro-vida, tanto cristianas como aconfesionales, ¿alguien más defiende la vida del inocente nonato? Es llamativo que entre estos figure, en primera línea, Lenin Raghavarshi, un indio que recibió el premio Kwangju de los Derechos Humanos en Corea.

Raghavarshi es comunista y ateo; pero no duda en pedir "una moratoria mundial del aborto" porque – dice- "en la base de todos los derechos humanos está el derecho a la vida". Como mujer, como madre y como cristiana, estoy de acuerdo con Raghavarshi : "Hemos de defender el derecho a la vida del embrión desde el mismo útero". Creo que es urgente un Estatuto para el embrión y el feto (niño pequeño) a nivel planetario, y empezar por Europa y América. El no tenerlo está dando lugar a asesinatos en masa de niños no nacidos, cuyas consecuencias pagaremos también por el desequilibrio demográfico. Ya está bien de maltratar al más inocente y darle muerte: es inhumano. En la misma onda que Raghavarshi respiran las feministas pro-vida, verdaderas progresistas en la defensa del principal de los derechos. El país que consiente el aborto se sitúa en clara línea de corrupción política y social, aunque quiera llamar blanco a lo negro.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris