Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mis distinguidas Señorías

José Sánchez Josanpe
Redacción
miércoles, 23 de enero de 2008, 11:00 h (CET)
Con este escrito pretendo hacer un llamamiento a la conciencia de los jueces que llevan los casos de Afinsa y de Forum. Casos bastante complejos, difíciles de aceptar y comprender por muchos de nosotros los afectados que no comprendemos la forma en que se están llevando a cabo las distintas actuaciones judiciales, ni la forma en que se actuó en su momento, ni como permitieron y autorizaron la forma de actuar de la policía, ni el espectáculo al estilo de películas americanas que practicaron las fuerzas de seguridad, ni el que los medios de comunicación estuviesen esperando con las cámaras preparadas a fin de montar el gran espectáculo que montaron. Y aún seguimos sin comprender la lentitud y algunas actuaciones que se están llevando a cabo.

Analizando después de 21 meses la intervención, como el desarrollo de las causas aún pendientes, cada vez nos aparecen más incógnitas que hacen que dudemos y discrepemos de las actuaciones judiciales que se llevaron a cabo antes y que aún prosiguen, sin saber hasta cuando nos van a tener en esta situación de espera.

El último espectáculo ha sido la declaración de la Sra. Yábar, cargo de la Agencia Tributaria y principal inductora de este caso al haber sido el oscuro y sospechoso brazo mediante el que se valió tanto el gobierno, la Agencia Tributaria como la Fiscalía para montar todo este tinglado y que en sus últimas declaraciones ha confesado “haber actuado con ligereza”.

A pesar de que todos estos cargos y empleados públicos, como son desde jueces a policías, pasando por funcionarios de hacienda y fiscales, se suponen que desarrollan su labor al servicio del ciudadano, cuando la verdad, es que en la práctica ocurre todo lo contrario, ya que somos los ciudadanos los que estamos al servicio y a disposición de ellos. Y como muestra veamos el tratamiento que ha tenido esta “susodicha” que en vez de presentarse a declarar como cualquier ciudadano de a pie, ha sido llevada, traída y escoltada a expensas del contribuyente, ya que se ha puesto a su disposición escolta policial y vehículo como si de un alto cargo oficial se tratase. Y todo para declarar que actuó con “cierta ligereza” al acusar a algunos de los imputados. Lógico hubiese sido que su “distinguida señoría” ante esta rectificación, (mintió la primera vez) la hubiese imputado en el procedimiento en vez de habérsele facilitado “la huida” a cargo y con medios estatales.

Otra de las actuaciones que esperamos y que aún no se han llevado a cabo es la declaración por parte de ese gabinete de abogados “de los Osorios” a fin de que expliquen como pudieron entregar la demanda Concursal al siguiente día de la intervención. Pues seguro que sería muy esclarecedor tanto para sus señorías como para el resto de afectados, el enterarnos de la fuente de información que tenía esta gente para poder presentar una demanda tan aceleradamente. Si unimos esta actuación a la sospechosa retirada de las aseguradoras quizás se pudiese averiguar quien y el por qué empezó y urdió esta trama.

Con todo el respeto debido a “sus distinguidas señorías” no creo que haya que ser excesivamente listo para ir determinando el por qué han estado operando estas empresas más de 25 años con el consentimiento y hasta el apoyo de las principales figuras del Estado y de pronto este gobierno determine que son una gran estafa para el ciudadano, pero que a su vez las distintas entidades, ministros y cargos del mismo no se pongan de acuerdo en la naturaleza del negocio que llevaban a cabo.

Noticias relacionadas

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición

Pasado, presente y Casado

Diario de una no tan joven promesa a la que se le acaba el tiempo si no se lanza ya a la piscina
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris