Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

¿Quién se lo contará a Clara Rojas?

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
martes, 22 de enero de 2008, 04:10 h (CET)
Esta misma semana, con la presencia de los Príncipes de Asturias y la ausencia del Gobierno de Rodríguez Zapatero, dará comienzo en la Universidad San Pablo-CEU, que actúa como anfitriona, el Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. Entre otras muchas víctimas acudirá la que fuera candidata al Parlamento de Colombia y que se ha pasado los últimos seis años de su vida –se dice pronto- maltratada y privada de libertad por las FARC, Clara Rojas. Acudirá acompañada de Emmanuel, su pequeño concebido y nacido en cautiverio.

Supongo que doña Clara espera encontrarse con unas víctimas del terrorismo consideradas referente moral de la sociedad española y que gozan del apoyo de todas las instituciones. Y es que hace seis años en España se perseguía con la ley en la mano a los terroristas y se honraba a las víctimas del terrorismo. Hace seis años Txeroki era un hombre malo. Hace seis años PP y PSOE firmaban el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Hace seis años se consiguió expulsar a ETA de las instituciones y la violencia callejera empezaba a disminuir. ETA estaba siendo asfixiada.

Pero, lamentablemente, no será esto lo que Clara Rojas se encontrará en España.

Rodríguez Zapatero y el PSOE hace tiempo que decidieron que para llevar a buen puerto el “proceso” con los hombres “de la paz” era necesario humillar, insultar y vejar a las víctimas de la banda terrorista ETA, tan marxista-leninista y mafiosa como las FARC, por mucho que Zapatero o Hugo Chávez, igual de iluminados ambos, se empeñen en tratar a estos criminales en igualdad con gobiernos democráticos. Hace mucho que Zapatero decidió que había llegado la hora de derogar el Pacto por las Libertades; pacto que mientras era firmado –lo sabemos ahora- ya estaba siendo traicionado. Hace ya años que desde el partido del gobierno y sus corifeos mediáticos se insulta a las víctimas de ETA y todo aquél que no comparte con el gobierno su enloquecida, nihilista y buenista visión de los de Txapote.

Seguramente, seis años han pasado, doña Clara no sepa que Zapatero otorgó a ETA uno de sus mayores triunfos de los últimos treinta años cuando decidió dividir en dos el Parlamento Europeo y someter a votación su “proceso”. Seguramente ignore la valiente mujer que, por obra y gracia de un presidente empeñado en creer que los enemigos no son los terroristas sino la oposición, un psicópata asesino como De Juana Chaos paseó libremente por las calles de San Sebastián. Y es que, según algunos totalitarios que desprecian el imperio de la Ley, hay que amoldar las leyes a conveniencia. ¿Cómo explicarle a doña Clara que las víctimas de ETA, conmocionadas y traicionadas, han tenido que llamar a la sociedad española a una rebelión cívica, cuya máxima expresión fueron las gigantescas manifestaciones que sacaron a las calles a millones de españoles? ¿Cómo decirle que la serpiente ha vuelto a las instituciones a cobrar del bolsillo del contribuyente disfrazada de siniestra, fea y sucia Nekane?¿Creerá que personajes apesebrados de la farándula, de esos que sólo condenan el capitalismo a Estados Unidos o Israel pero jamás a ETA, Castro o las FARC, decidieron entregar rosas blancas a las batasunas? ¿Quién le contará que el presidente del gobierno de España acaba de reconocer en una entrevista concedida al diario “El Mundo” que ha engañado a todos los españoles y que, como denunciaron víctimas y oposición y fue negado, entre vituperios, por la izquierda, siguió negociando con ETA después del atentado –“trágico accidente mortal”; ahora cobra todo su sentido y queda claro que no fue, como se dijo, un lapsus- que costó la vida a dos personas?

No. Sin duda si alguien le cuenta todo esto a Clara Rojas pensará, o bien que su interlocutor le está gastando una broma de mal gusto o bien que España ha caído en manos de Hugo Chávez, Fidel Castro y “Tirofijo”. Pues casi.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris