Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB - 18ª JORNADA   -   Sección:   Baloncesto

Rudy Fernández acaba con las esperanzas del ViveMenorca (87-61)

El DKV Joventut se impuso al conjunto balear gracias a una segunda parte espectacular de Rudy, que acabó con 35 puntos y 42 de valoración.
Redacción
domingo, 20 de enero de 2008, 20:57 h (CET)
Victoria importante de la Penya en Badalona, que le permite seguir como tercer mejor equipo de la ACB. El Joventut se impuso 87-61 a un ViveMenorca que dio la cara en todo momento e incluso tuvo la oportunidad de ponerse por delante a falta de pocos minutos para el final. Ahí, el jugador más determinante de la liga decidió el encuentro para los suyos anotando 17 puntos en el último cuarto, que acababan con todas las esperanzas de los menorquines.

FICHA TÉCNICA
87- DKV Joventut: Rubio (10), Rudy Fernández (35), Barton (4), Baxter (5), Popovic (8) -equipo inicial-, Laviña (2), Mallet (13), Hernández-Sonseca (7), Jagla (1), Moiso (2) y Ribas (0).

71- ViveMenorca: Marinovic (13), Stojic (6), Cazorla (6), Moss (3), Shirley (6) -equipo inicial-, Varda (19), Bazdaric (10), Mendiburu (0), Jesús Fernández (5), Guzmán (0), Marc Fernández (0) e Ivanov (3).

Parciales: 18-20, 23-16, 22-20 y 24-15.
Árbitros: Redondo, Llamazares y Jiménez. .Señalaron falta técnica a Jan Hendrik Jagla (m. 11) y a Popovic (m. 27). Eliminaron por cinco faltas personales a Demond Mallet (m. 40). Incidencias: 7.100 espectadores en el Palau Olímpic de Badalona. 18ª jornada de la liga ACB 2007-2008.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Una vez más, Rudy Fernández. El mallorquín realizó su mejor partido en su trayectoria ACB. Con 35 puntos, sumó 42 de valoración, su récord. A su anotación, se le sumaron los 3 rebotes, 3 asistencias , 2 balones recuperados, un tapón, 4 mates y 13 faltas recibidas. Absolutamente decisivo.Lo peor: La poca aportación anotadora de los jugadores de banquillo de la Penya. Entre Jagla, Laviña, Baxter y Moiso, anotaron 10 puntos. ¿“Rudydependencia”? El dato: 54. Son los triples que se intentaron entre los dos equipos. El Joventut anotó 6 (25%) y el Menorca, 9 (30%). La tendencia a tirar tanto desde el perímetro, aumenta jornada tras jornada en la ACB. En muchos partidos, se tiran casi los mismos tiros de 2 que de 3.

Guille Pérez/ Badalona

Como buen balear, Rudy Fernández es socio de honor del ViveMenorca, equipo de su tierra. No obstante, el mallorquín fue la mayor pesadilla de los jugadores de la isla vecina, que, pese a hacer un partido serio y trabajado, nada pudieron hacer para sorprender a un DKV que pasó más apuros de los esperados para vencer. Estratosférico estuvo Rudy, que puso el turbo cuando quiso para, muy probablemente, sumar otro MVP de la jornada. Y el turbo parece que lo tiene puesto también para despegar hacia las Américas, donde ya le esperan en la NBA, la que dicen es la mejor liga del mundo, y desde donde vienen ojeadores partido tras partido a Badalona. Hoy había cinco en el Olímpic, y de bien seguro que se les ha acabado el papel para tomar notas. Sus 35 puntos resultaron providenciales para sumar la decimotercera victoria de su equipo, que pese a no mostrar el nivel espectacular del comienzo de temporada, sigue sumando y luchando por acabar en primera posición. La Penya sigue tercera, y afrontará con confianza un duelo en cancha del AXA Barça la próxima jornada, que calibrará el nivel real del equipo y resultará importantísimo para sus aspiraciones.

El partido empezó con igualdad en los primeros minutos. El DKV basó su ataque en mandar pelotas al juego interior, donde la inédita pareja titular de pívots, Baxter y Popovic, cumplió con creces. Ambos resolvieron con eficacia los primeros ataques verdinegros. Sin embargo, el Menorca respondió desde el perímetro, donde Stojic y Cazorla estuvieron muy acertados y pusieron a su equipo por delante (10-11, min.6). Le costaba atacar al Joventut la zona 2-3 que mandó Ricard Casas, y sumado al poco acierto desde 6,25 de los de Aíto, los menorquines lo aprovecharon y de nuevo, con otro triple de Cazorla, mandaban 18-20 al final del primer cuarto. Los verdinegros, tuvieron un acierto impecable en tiros de 2, pero estuvieron muy aciagos en los triples, donde solo pudieron anotar uno de seis intentos. Ahí estuvo la diferencia.

No encontraba el Joventut, la manera de imponer el ritmo que le gusta, y la situación se vio un tanto agravada tras una técnica a Jagla, que los menorquines no desaprovecharon, y juntamente con una buena defensa, ampliaron la diferencia hasta los 5 puntos (18-23, min.12). Mallet, el base en estos momentos del DKV se veía superado por su homólogo Marinovic, y Aíto decidió dar entrada a Ricky Rubio en la dirección, sustituyendo al americano. Mejoró la cosa para los intereses verdinegros y junto con la presencia de Moiso, siempre intimidador, y de Sonseca bajo los aros, los de Aíto, reaccionaron. Gracias a un parcial de 11-2, los badaloneses dieron la vuelta al partido (29-25, min.15). Fue importante también, la defensa de Laviña sobre Stojic, que secó al capitán menorquín en el lanzamiento exterior. Si parecía que los locales podían estirarse en el marcador, Ricard Casas volvió a mandar una zona que resultó incómoda para el Joventut, que no mostraba fluidez en ataque y su líder, Rudy, aún no había aparecido de manera estelar. El Menorca fió su ataque a un inspirado Bazdaric, que anotó dos triples de forma casi consecutiva, que revivían a su equipo y lo ponían por delante (35-36). El acierto desde el triple resultaba otra vez decisivo. 7 de 14 para Menorca y 1 de 10 para el DKV. Rudy, dispuesto a erigirse como el protagonista del partido, tras un mate y un 2+1, dos genialidades al alcance de pocos, distanciaba a la Penya en el marcador y mandaba al descanso: 41-36.

Tras el descanso, el DKV salió mucho más agresivo en defensa y amplió la diferencia gracias al acierto de Mallet que esta vez la ganó la partida a Marinovic, y tambíén gracias a Rudy, que tras un triple, distanciaba a los suyos a 12 puntos del rival (51-39). El ViveMenorca sólo anotó 3 puntos en 5 minutos. En este momento, los visitantes volvieron a la defensa zonal para parar el ataque verdinegro, y funcionó. De nuevo una técnica a Popovic, rigurosa, desconcertó a la Penya, que encajó un parcial de 2-10. Muy importante fue Varda para los suyos, que tras cometer 3 faltas en el primer cuarto, salió en el segundo y asumió la responsabilidad en la pintura, donde hizo mucho daño a sus rivales. Recortó 8 puntos el Menorca y se situó a solo 4 (53-49). La Penya lo intentaba en ataque, con más ganas que acierto, y sólo Ricky y Rudy, sumaban, sobretodo desde los tiros libres, que permitieron recuperar un poco la ventaja al DKV (61-55). El Joventut no era capaz de romper el partido, y el Vive ni mucho menos se achicaba, y acababa el cuarto 7 puntos abajo (63-56), esperanzado pero consciente de que un artista del baloncesto podía romper el partido en cualquier momento. Rudy sumaba ya, sin despeinarse, 18 puntos, y estaba bien acompañado y dirigido por el joven Ricky, con 10 puntos.

Ya con una canasta de Rudy empezaba el último y definitivo cuarto, pero ni su exhibición ni la victoria de su equipo llegaron tan pronto. Varda seguía sin encontrar rival y anotaba desde todas las posiciones, incluso desde el triple, donde anotó uno que fijaba un parcial de 0-8 que metía al Menorca dentro del partido (65-64, min.34). A partir de este momento, ya bien por la presión mental o por la zona 2-3 que ordenó Aíto, los menorquines no se pusieron nunca por delante. Y ocasiones tuvieron. Esta vez bajó el acierto exterior, y ni Stojic ni Marinovic estaban acertados. Además, Varda no lo tuvo tan fácil con Sonseca bajo los aros. A 5 minutos del final, Rudy dijo basta. Catapultó a los suyos hacia una nueva victoria. Armó su fúsil, se llenó de confianza y regaló un espectáculo ofensivo a todos los presentes. Entraba, rompía y anotaba. Cuando su equipo más lo necesitaba, apareció, y eso le hace grande. Rompió definitivamente el partido con triples, mates, “alleyhoops”, balones recuperados para un total de 15 puntos en los últimos cinco minutos. La diferencia, a falta de un minuto ya era insalvable para los menorquines (80-66). Al final, en un intercambio de canastas ya sin trascendencia, el choque acabó con 87-71. Un parcial de 15-2, liderado por esa estrella llamada Rudy, había acabado con todas las esperanzas baleares de sorprender a un Joventut que sigue en paso firme hacía la lucha por el liderato, el objetivo de los verdinegros. Y la próxima parada es el Palau Blaugrana.

SALA DE PRENSA
Ricard Casas (entrenador ViveMenorca)

“con 67-64 y 6 minutos por delante hemos tenido una serie de tiros que no han entrado y que nos podrían haber dado la oportunidad de disputar el partido. el equipo ha trabajoado mucho para llegar a ese momento y lo ha conseguido pero al final no hemos podido controlar a Rudy Fernández. El Menorca ha realizado un buen partido y tenemos que estar satisfechos con el trabajo realizado sino con el resultado final. Hemos sido un equipo serio que ha sabido controlar a un gran rival”.td>
Aíto García Reneses (entrenador DKV Joventut)

“El partido fue muy difícil porque Menorca es un equipo muy completo y luchador. Fue un rival complicado y el entorno no nos ayuda a enfrentarnos a equipos que están ´tan abajo en la clasificación porque parece que hay que ganarles sin salir del vestuario y no se les respeta como merecen. El Menorca es un equipo bien dirigido con jugadores muy variados y una plantilla extensa. Con lo que transmite su entrenador estoy seguro de que conseguirán una posición digna al final de la temporada y se salvarán”.td>


Noticias relacionadas

España se estampa ante Bélgica, se cita con Senegal en 'octavos' y evita a Estados Unidos

Condenadas a un duelo de 'octavos' ante Senegal

España supera el día 'tonto' subida a los hombros de Ndour

Puerto Rico llegó a estar diez arriba

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris