Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

El coro o cortejo no deja ver al solista

Ángel Sáez
Ángel Sáez
domingo, 20 de enero de 2008, 06:42 h (CET)
“Todo verdadero artista que ha cubierto más de la mitad de su trayectoria ha aprendido, al menos, esto, que toda persona como él, en sus mismas, parecidas o semejantes circunstancias, o sea, todo virtuoso profesional que se precie de serlo, siempre lleva prendida en el alma su independencia de criterio, quiero decir, que no anda prendado más que de su discernimiento o juicio propio”. Florentina Baldamero

Hoy, jueves, 17 de enero de 2008, después de dar las 14 horas en el reloj de la Plaza de los Fueros o Nueva y dejar atrás las muy queridas y frecuentadas instalaciones de la biblioteca pública de Tudela, sita en la calle Herrerías, he encaminado mis pasos hacia el domicilio que comparto con mi señera y señora madre, Iluminada, a fin de comer, como hago habitualmente, en su grata compañía.

Habiendo dejado a unos cien metros, a mis espaldas, el quiosco y mediada la subida de Miguel Eza, he echado un vistazo hacia mi izquierda, en concreto, a la sede del Palacio de Justicia, ubicado en la calle Pablo Sarasate, y a la acera de enfrente, donde, como era de prever, bajo los soportales, si no lo ha visto usted, desocupado lector, por televisión, se lo narra de buen grado el menda lerenda, había bastante gente y no menos de una decena de trípodes donde suelen colocarse y encajar las cámaras televisivas.

Supongo que, desde que le echaron el guante en Portugal, a Jaime Giménez Arbe, cuando no está entre rejas, donde la soledad acaso siga siendo su asidua compañera de viaje, el mote que le pusieron los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “El Solitario”, su alias de delincuente, que, en verdad, le venía como alianza al anular o le cuadraba, la fama (“la popularidad es la gloria en calderilla”, sentenció Victor Hugo) y la opinión pública y la publicada se lo han mudado por su contrario u opuesto, “El Acompañado”.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris