Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Hay demasiados hambrientos

Jesús Domingo Martínez
Redacción
domingo, 20 de enero de 2008, 06:46 h (CET)
Once años después de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, la cifra de personas desnutridas en el mundo permanece inaceptablemente alta, con 820 millones de personas en los países en desarrollo, 25 en los de economías de transición y 9 millones en los países industrializados. Como resultado, la promoción del derecho a la alimentación no es tan solo un imperativo moral o una inversión con grandes beneficios económicos, es un derecho humano básico.

Al mismo tiempo, cada vez se pone mayor presión en el suministro de alimentos y productos básicos como el trigo y la leche, cuyos precios han subido debido principalmente a una combinación de factores como las fluctuaciones meteorológicas debidas al cambio climático y que afectan a las cosechas, el avance de los biocombustibles y la creciente demanda de los nuevos mercados emergentes.

En un mensaje leído durante la ceremonia de la Cumbre Mundial de la Alimentación , el Papa Benedicto XVI aseguró que la alimentación es un derecho universal para la humanidad sin que pueda haber distinción o discriminación, por lo que pidió "a todos los miembros de la sociedad que garanticen el derecho a la alimentación, cuyo incumplimiento es una violación de la dignidad humana".

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris