Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Himno no oficial de España

Raúl Santiago García
Redacción
sábado, 19 de enero de 2008, 04:43 h (CET)
La semana pasada, hemos conocido cual había sido la letra que había ganado el concurso del Comité Olímpico Español (COE), por el cual se ponía letra al Himno Oficial de España.

Pues bien ayer mismo, se conocía que el propio COE, unas horas antes de la presentación del nuevo “Himno no oficial de España”, que iba a ser cantado por Placido Domingo y que contaba con la presencia de su autor, además de las propias autoridades del COE, había decidido retirarla, sin comunicárselo al autor.

Esta retirada, según el COE viene motivada por la falta de consenso en la aprobación de la letra y las diferentes críticas surgidas desde sectores y sensibilidades contrapuestas de la sociedad española.

Yo personalmente creo, que el COE ha abierto un debate que en ninguna medida le corresponde y ha intentado asumir la función de cambiar los símbolos que nuestra constitución reconoce, sin hacerlo por la vía que nuestro ordenamiento de consenso político indica, argumentando que era para que los deportistas cantaran una letra que acompañara al Himno Oficial de España e infundara patriotismo y sentimiento nacional a nuestros representantes y a los aficionados que presenciaran los espectáculos deportivos.

Creo que esta situación que se ha dado nos tiene que hacer reflexionar a todos, sobre la idoneidad de que órganos o instituciones que no les corresponden, abran debates, concursos, reflexiones, sobre aspectos que tienen que ser aprobados por un amplio consenso y dentro de las instituciones de representación ciudadana y democrática, tal como mandata la Constitución Española y esas son el Congreso y el Senado.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris