Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Iglesia y su misión

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 14 de enero de 2008, 07:30 h (CET)
Muy difícil les resulta a quienes sólo tienen en mente intereses personales o partidistas, comprender otras posturas distintas a las suyas. La Iglesia española actual es objeto de un despiadado pim pam pum por parte de muchos, que presumen de demócratas. Todo por defender, hoy como siempre, en España y fuera, pública y privadamente, en democracias o dictaduras, con coherencia y valentía, principios fundamentales, tanto para la Jerarquía como para sus fieles. Estos principios no son impositivos, solo los propone. Para la Iglesia son irrenunciables: el derecho a la vida, la defensa de la familia, el matrimonio, la educación y el bien común.

Injusto y no conforme a la realidad es afirmar que la Iglesia es portavoz del PP, que sus obispos se meten en política , y que están divididos entre ellos en cosas esenciales.

Como otra institución, la Iglesia goza de todos los derechos constitucionales, entre otros, la libertad de expresión (nada de mordazas), de manifestación (en las calles y no en las sacristías) de culto y de enseñanza. No es, ni tampoco pretende serlo, un partido político, ni se identifica con ninguno. No busca privilegios. No se mueve por interés crematístico ni por ideologías, sino por el Evangelio. Tiene sus fallos como todos, pero su misión es eminentemente espiritual y trascendente.

Si estas cosas se supieran y aclararan, sobrarían muchos equívocos y malentendidos, que sólo conducen a la crispación y a enrarecer la convivencia.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris