Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Los insultos y la politica

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
sábado, 12 de enero de 2008, 06:05 h (CET)
El cabeza de lista de Esquerra Republicana de Catalunya a las elecciones generales, Joan Ridao, ha iniciado ya su campaña lenzando insultos a unos y otros. ¿Merece ser votado un político que cree que para cosechar unos votos ha de proferir insultos públicamente?

Recogemos sólo tres ejemplos, publicados por los medios de comunicación. Tres perlas cultivades del inteligente y rechazable líder de ERC, que por su estilo y mordaz verborrea crispa tanto como Jiménez Losantos desde la COPE. y encima con menos gracia.

Hace unos dias, se soltaba Ridao con la ofensiva expresión de “Zapatero, embustero”, que quizás piensa emplear como eslogan de su campaña. Los reiterados incumplimientos y engaños que ha cometido el presidente del Gobierno, especialmente –pero no sólo- respecto de Catalunya, no justifican emplar una expresión tan insultante como la de Ridao. Además, es un ejemplo de doblez ya que ERC apoyó a Zapatero para alcanzar le Presidencia y es socio del gobierno socialista de Cataluña. ¿Le llamará al orden el presidente Montilla o –acostumbrado a tragar sapos- no se atreverá?

También el Partido Popular ha sido verbalmente agredido en Girona por Joan Ridao, pidiendo a la gente que las comarcas gerundenses “sean territorio liberado del PP”, utilizando un lenguaje de guerra civil no sólo inapropiado tratándose de un partido político democrático, que representa a unos diez millones de ciudadanos, sino porque está en la línea de la jerga batasuna. Se podrá opinar del PP como de cualquier otro partido, lo que no es lícito es clamar al pueblo a “liberarse” de él, como de un cupante enemigo de guerra.

La tercera perla nos la ha ofrecido el representante de ERC al calificar al Tribunal Constitucional de “tribunal inconstitucional”, dentro de la calculada y malévola campaña de desprestigio –con el telón de fondo del recurso contra el Estatut- de la más alta institución democrática que vela por el respeto y cumplimiento de la Carta Magna, que fué votada y aprobada por la immensa mayoría de ciuidadanos, incluidos los catalanes.

Un político que se presenta con estas credenciales insultantes, ¿merece que sea tomado en serio y se le vote para representar al pueblo en las Cortes? El insulto és el mayor desprestigio de la política y de los políticos.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris