Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Música / Artículo   -   Sección:   Música

Canciones y bailes de siempre

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
miércoles, 28 de mayo de 2008, 06:44 h (CET)
Poco antes de las Navidades nos reuníamos en pleno Born barcelonés para conocer el disco que recogía la actuación de los grupos “El Pont d’Arcalís” y “Les Violines” en el Festival de Folk que tuvo lugar el pasado verano en la Plaza del Sol de Gràcia. Aquel 15 de Agosto estas dos formaciones actuaron durante las típicas fiestas de este tradicional barrio de Barcelona y de aquella festiva actuación nació este disco al que han titulado simplemente añadiendo “en directe” a los nombres de las dos formaciones. En el piso superior del restaurante “El Pla de la Garsa” escuchamos por primera vez el tema “La Ballarusca” que sirvió de aperitivo a lo que íbamos a encontrar cuando tranquilamente y en casa escucháramos el resto de canciones. El otro aperitivo estuvo servido por Pep Salsetas que preparó, para ambientarnos, algunos platos de la cocina tradicional del Pirineo, lugar del que provienen la mayoría de las piezas que tocan los músicos de ambas formaciones.



El Pont d’Arcalís i Les Violines.


Tanto los componentes de “El Pont d’Arcalis” como los de “Les Violines” no son unos recién llegados a este mundo de la música tradicional. Los primeros iniciaron su andadura en el año 1991 basándose en los trabajos de investigación y recuperación llevados a cabo durante muchos años por Artur Blasco y llevan a sus espaldas ya seis discos en el mercado, “Les violines” son un poco más jóvenes, nacieron en 1996 teniendo como objetivo reencontrarse con aquellas viejas canciones que animaban las antiguas fiestas mayores y en sus once años de existencia han grabado cinco discos. Unos y otros con su trabajo han conseguido que no desaparezcan música y canciones que estaban condenadas al olvido y que se cantaban en bares y plazas de los pueblos del Pirineo. Era la manera que los vecinos de aquellos pueblos tenían para divertirse y pasar el rato, pero el día en que el primer receptor de televisión entró en uno de aquellos bares se comenzó a escribir el acta de defunción de todas aquellas canciones que durante generaciones se habían escuchado en aquellos valles. Ahora, y debido especialmente al trabajo de recuperación llevado a cabo por Artur Blasco durante más de treinta años y a grupos como los que nos ocupan aquel acta de defunción ha quedado, al menos, momentáneamente aplazada.

Estas dos veteranas bandas se encontraron en junio del 2006 en el festiva PIR de Jaca y ante el éxito obtenido en su primera actuación conjunta decidieron preparar un espectáculo cuyo resultado es este disco en el que, juntos, interpretan temas de su repertorio pero también canciones que han recuperado de la tradición oral del Pirineo. Una música en la que tienen gran importancia los instrumentos tradicionales: acordeón, violín, gralla, tenora, flautas y hasta zambomba que hace que, al escucharla, los pies se muevan al ritmo de unas canciones que en ocasiones recuerdan a músicas de otras partes del territorio en el que se habla catalán e incluso se aprecian reminiscencias de las tarantelas italianas. Así sucede, sin ir más lejos, en el tema con el que se abre el disco, un “Final de dansada” que con música de bolero es bailado también en las calles de muchos pueblos del País Valenciano, o el “Vals del Graier de la Mola” idéntico a canciones que se cantan en los pueblos de l’Horta de València. Boleros, valses, chotis, jotas, pasodobles y, en todas las canciones, una crítica mordaz e irónica a aspectos de la vida rural de cualquier pueblo del Pirineo.

Es una gran labor la que está realizando Artur Blasco recorriendo pueblos y pueblos y hablando con aquellas personas que han preservado las músicas y las palabras de sus mayores para una vez recopiladas que puedan ser dadas a conocer al gran público por grupos como “El Pont d’Arcalís” o “Les Violines”. Es este un disco que no verán ustedes en las grandes listas de ventas de las emisoras comerciales, pero es un disco que les recomiendo vivamente, escúchenlo y no se arrepentirán.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris