Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El monedero rojiblanco

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
jueves, 10 de enero de 2008, 06:38 h (CET)
El ordenador desde el que escribo estos artículos no está a más de medio kilómetro del Vicente Calderón, lo que me permite conocer las entrañas del Atlético de Madrid sin demasiado esfuerzo. Si además presto atención y me dejo caer por allí cada semana, es difícil que a uno se le escape algún detalle del club rojiblanco. Y creo que es la primera vez que el aficionado atlético cita con sinceridad el lema colchonero de las últimas temporadas: “este año sí que es el bueno”.

Muchos dicen que la marcha de Fernando Torres fue positiva para el club, teoría que no comparto porque nunca podré comprender que sea bueno para un equipo perder a uno de sus mejores jugadores, y menos con 22 años. Además de sudor, puntos y goles, el Niño siempre dio una imagen de humildad y carisma impropia de una popularidad tan grande como la que portaba a sus espaldas.

Al margen de Torres, el Atlético ha conseguido devolver la ilusión a sus aficionados. Pero esta vez sí es una ilusión real, reflejada en el rostro del aficionado atlético en la grada y en el verde de los billetes en las oficinas. El fútbol es tan cruel que sólo puede ofrecer ilusiones a cambio de dinero. Y el club rojiblanco se dio cuenta de que esta era la única solución para la lluvia de fracasos que había caído en el Calderón.

Dicen que el dinero no puede comprarlo todo, y es cierto, no puede comprar el amor a unos colores, ni los gritos de una afición, pero sí puede comprar a Forlán, al Kun Agüero o a Raúl García. Y a partir de ahí todo es más fácil. Cada vez que el Real Madrid gana sin merecerlo, es decir, casi siempre, pienso lo mismo: los millones tienen que salir por algún lado. Y en el club blanco salen por los goles de Van Nistelrooy, las bicicletas de Robinho o los remates de Sergio Ramos. Un par de llegadas, 2-0 y a la ducha. Son cosas que sólo puede comprar el dinero.

El encuentro del domingo entre el Deportivo y el Atlético me recordó al partido prototipo del Madrid de los últimos años: mareamos la pelota una hora, en el minuto 65 nos acercamos a la portería rival y para dentro, uno a cero, y ya puedo jugar relajado, incluso más que antes.

El Atlético este verano derrochó más dinero que un servidor jugando al Monopoly. Y fruto de esa inversión es el beneficio de este tipo de partidos, donde la balanza termina cayendo del lado que más pesa, y los billetes rojiblancos pesan mucho esta temporada. De esto son conscientes los aficionados, que saben que donde antes había un 0-0, ahora puede encontrarse un 0-3 sin hacer un partido épico. Y estos puntos son los que a la postre, es decir, en el mes de mayo, te hacen estar arriba.

Para terminar, un dato. El Atlético el año pasado luchó hasta el último partido por meterse en los puestos UEFA, y al final tuvo que entrar vía Intertoto. Este año, a mitad de temporada ya está siete puntos por encima de esa sexta posición. Aunque claro, esta vez la lucha es una plaza de Champions. Es lo que tiene gastar dinero, que aumentan las exigencias.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris