Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El niño que trajo un sofá

José María Pérez
Redacción
miércoles, 9 de enero de 2008, 06:37 h (CET)
Conocí en Chicago a un matrimonio con dos hijas. No querían más descendencia. La mayor, de siete años, estaba triste, sacaba malas notas y no se comportaba bien en el colegio. Les animé a tener más hijos. Me hablaron entonces de sus circunstancias económicas, y me hicieron observar el sofá: estaba gastado, poco corriente en Estados Unidos. Se me ocurrió decirles que el próximo hijo vendría con un sofá debajo del brazo y que la hija mayor estaba triste porque quería un hermano y no venía, mientras ellos se pasaban la noche pensando que necesitan un coche mejor y la discusión no les permitía dormir bien. Aún les dije más: cuando, por la mañana, la hija mayor da los Buenos días a su mamá, le responde de mal humor, motivo por el que la niña no se centraba en el colegio y sacaba malas notas.

Tras haberme ausentado un tiempo de Chicago, volví y… -¡oh sorpresa!-tenían otro sofá. Es el sofá que trajo el niño debajo el brazo- dijeron-; además, trajo las sillas, un armario, etc." La hija mayor estaba muy contenta y le iba muy bien en el colegio. ¿Milagro? Al marido le subió el ánimo y, con él, el sueldo: lo habían hecho Relaciones públicas de la Empresa.

Dejaron de tener miedo a los niños y los doce hijos que fueron llegando aumentaron su contento. No es un cuento y veo que nadie gana a Dios en generosidad.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris