Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La petición de Daniel a los Reyes Magos

Ana Carmen Trujillano
Redacción
miércoles, 9 de enero de 2008, 06:37 h (CET)
Los Reyes Magos acaban de llegar al Puerto de Málaga, les esperaban el alcalde de la ciudad y representaciones del Ayuntamiento, pero este año había un personaje más, ha sido el pequeño Daniel Castillo de nueve años, que en nombre de todos los niños de esta capital, les ha leído una muy emotiva carta de bienvenida.

Después del saludo, les dice: “Queridos Reyes Magos, yo no pido nada para mí, yo os pido esa Paz y Amor, que tanto necesita este mundo. Yo todos los años escucho que os piden lo mismo y, todos los días escucho a mis padres cuando ven la tele que siempre acaban diciendo: que desastre, como está este mundo, cuánta falta hace que haya Paz y Amor. Por eso, queridos Reyes, ¿es tan difícil conseguir esa Paz y ese Amor?, así que esa es mi petición. Espero que este Año, seamos capaces de conseguirlo”.

La reflexión de Daniel, es lo que nos deseamos todos en estos días de Año Nuevo, estamos cansados de oírlo. Y, probablemente no nos damos cuenta que la Paz, la verdadera Paz y el verdadero Amor, es la que viene de Dios. Cuando María visita a su prima Isabel, la saluda diciendo: ¡La paz esté contigo!, comienza por desearle el mejor de los bienes: la paz. La Virgen iba a ayudar a su prima, a servirle porque era anciana y esperaba un hijo. Cuando se siente deseo de servir, de comunicar lo que llevamos dentro, ¡qué fácil resulta en ese momento demostrar con obras de servicio nuestro amor!

Ya lo dijo Jesús para que no nos llamáramos a engaño: “La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da yo os la doy” (n 14,27). Porque la paz auténtica, la que da sosiego y serenidad al alma, viene de Dios.

Gracias, Daniel, por pedir esa Paz y ese Amor a los Reyes Magos, yo me uno a ti, soy mayor que tu, puedo ser como tu hermana mayor, pero vamos a empezar tu y yo por proponernos este año dar Paz y Amor entre los que nos rodean, y desde estas líneas invitamos a todos los que también quieran proponérselo. El año que viene hablamos del resultado.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris