Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Este formato de Copa no atrae a nadie

Jorge Dargel
Jorge Dargel
miércoles, 9 de enero de 2008, 06:03 h (CET)
A punto de dar comienzo los octavos de Copa del Rey cabe reflexionar sobre lo vivido en las previas fases de esta competición. Y es que la Copa del Rey no se merece ver los campos de fútbol como lo estaban, por ejemplo, la pasada semana en la vuelta de los dieciseisavos de final. El culpable está claro, el formato que devalúa esta competición tan bonita.

¿Qué interés tiene que los clubes de primera entren en los dieciseisavos de final? ¿Qué pasión puede desprender que a partir de mencionada ronda los partidos de vuelta sean siempre en casa del supuesto ‘grande’? ¿Por qué no copiamos el modelo inglés en el que se juega a partido único en campo del club pequeño? ¿Por qué no se le da más oportunidades a los que lo tienen más difícil? Y sobre todo, ¿por qué no se le otorga un aliciente a la Copa del Rey? ¿Se imaginan que el ganador de esta competición jugase la Liga de Campeones?

Si la Copa del Rey fuera como a muchos nos gustaría, todos ganaríamos, el primero, el propio fútbol. ¡Qué alegría ver esos pequeños estadios arrebatados de gente cuando llega un ‘grande’! ¡Qué pena observar los campos de los equipos de Primera medio vacíos! La Copa no se mere esto. ¿Dónde está ese tópico, pero cierto, del torneo del KO? Sí, muchos dirán… Si casi el Sevilla o el Zaragoza caen eliminados en su propia casa ante clubes de Segunda B. Sí, es verdad, pero son dos casos aislados que demuestran que para los supuestos favoritos, esta competición tiene poco atractivo y sirve para dar minutos a los menos habituales del equipo.

Seamos sinceros, esta Copa del Rey casi se está disputando a escondidas y con fechas ilógicas. Ahora llegan los octavos y ya no hay rivales ni siquiera de Segunda división. A partir de este momento, la cobertura se incrementará, ya que por desgracia, los que venden son sólo los grandes de Primera, mientras que los pobres, su momento de gloria quedó atrás y en el olvido. Espero que esos dirigentes tan eficientes de la Federación Española vean que este formato desprestigia esta competición que a algunos tanto nos gusta y que esperamos algún cambio por el bien del deporte y de los aficionados al fútbol, tanto de los equipos pequeños como grandes. Porque la Copa del Rey es el único hueco que tienen esos muchos que viven en el olvido durante toda la Liga.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris