Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Me gusta Chávez

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 9 de enero de 2008, 05:56 h (CET)
Sí, ya sé, queridos lectores que a la mayoría de ustedes no, qué le vamos a hacer. También soy un fan incondicional de otros que repelen a la mayoría de ustedes, pongamos Fidel Castro o Arzallus. La Humanidad entera reconocerá un día la deuda que con ellos tiene.

Pero centrémonos en Chávez. Es un personaje al que todos quienes ofrecemos en público nuestras opiniones le debemos estar eternamente agradecidos. Anda que no se han rellenado millones de columnas en todo el mundo gracias a él. Anda que no se han empleado minutos de radio y televisión a cuenta de sus venturas y desventuras. Un monumento deberíamos erigirle entre todos.

Pero esa misma cualidad la tienen también todos los anteriormente aludidos, mi gratitud pública, y sin embargo… Hombre, no me digan que es lo mismo escribir de Hugo Chávez que de Javier Arzallus… ¿Qué puedes esperar de éste último? Viéndole aquella cara de estreñimiento que tenía, viendo su rictus avinagrado, sólo cabía esperar mala leche y enfado permanente. ¿Ustedes se acuerdan? ¿A que era así?

¿Alguien ha reído alguna vez con alguna anécdota de Fidel Castro? ¿Ha estado simpático alguna vez? Tampoco. Y miren que lleva en el poder desde la llegada de Colón a América…, pues nada, siempre con cara de amargao, siempre con cara de hierática señorita Rottenmeyer barbuda. Cabe preguntarse si Castro y Arzallus saben que existe la posibilidad de sonreír.

En cambio Chávez… Ay, Chávez es un mundo de expresividad cómica, un mundo de muecas, meteduras de pata, tropezones y resbalones en la piel de plátano que es la vida real. Chávez es un monumento a la belleza de la vida situado a medio camino entre la alegría de la huerta y el coño de la Bernarda, sin saber por dónde le da el sol. Chávez es una película cómica en blanco y negro que termina en una batalla de tartas entre las risas del respetable.

A mí me gusta Hugo Chávez, la vida sería mucho más seria y adusta sin sus errores, sin su personalidad bufona, sin sus pretensiones grandilocuentes convertidas en fracaso por la dura realidad. Sé que los venezolanos, bendita gente, lo tienen que soportar resignadamente durante algún tiempo, pero les pido que sean pacientes en favor del resto de la especie humana. Muertos Charlot y Charlie Rivel no nos queda casi nadie más que nos haga reír de igual manera (He dicho “casi”, conste).

Cuando las noches de insomnio se apoderan de mí, cuando mis terrores nocturnos me acometen, cuando el mundo parece hundirse a mi alrededor… me inyecto en vena uno de los videos inigualables protagonizados por este gorila rojo. Tengo una colección muy amplia y variada que suministro a mis vecinos y amigos cuando pasan por una situación comprometida tal que la fractura de una pierna, la pérdida de un familiar o un despido laboral por ejemplo.

Hay multitud de resbalones, suficientes meteduras de pata, abundantes situaciones cómicas protagonizadas por él que serán reídas por generaciones venideras, como por ejemplo cuando convocó el referéndum para seguir en el poder… y lo perdió. El que más me solicitan sin embargo es el de un Chávez prepotente, engreído, entrometido, ofensivo con el presidente de Colombia, que quiere ser el protagonista (oiga, que se llevó a Oliver Stone y todo, eh) de la liberación de tres secuestrados por los terroristas de las FARC y tuvo que volverse a su casita con el rabo entre las patas y las manos vacías. Lo he titulado “Fracaso en la selva esmeralda”.

Más cómico imposible.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris