Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   LIGA ACB - 16ª JORNADA   -   Sección:   Baloncesto

El Pamesa vence en Badalona a base de triples (85-92)

El DKV Joventut, que siempre fue por detrás, nada pudo hacer ante la acribillante racha “taronja” desde el perímetro.
Redacción
domingo, 6 de enero de 2008, 12:31 h (CET)
Victoria importantísima para Pamesa en Badalona. Los de Valencia, que esta temporada sí saben a lo que juegan, se impusieron al DKV Joventut por 85-92. Los verdinegros fueron a remolque durante todo el encuentro pero tuvieron la oportunidad de ponerse por delante al término del tercer cuarto. No lo hicieron y Pamesa no perdonó. Triple tras triple (15 de 25 intentos), los visitantes fulminaron a su rival, que queda tocada moralmente tras perder su cuarto partido de los últimos cinco. Con esta victoria, los valencianos igualan a la Penya en balance de victorias y derrotas (11-5) y mantienen la incertidumbre de quien será cabeza de serie en la Copa del Rey.

FICHA TÉCNICA
85- DKV Joventut: Rubio (8), Rudy Fernández (25), Barton (11), Jagla (7), Popovic (5) -equipo inicial-, Mallet (12), Baxter (2), Laviña (3), Moiso (10) y Sonseca (2).

92- Pamesa Valencia
Parciales: 20-31, 20-23, 23-12 y 22-26.
Árbitros: Arteaga, Fernández y García Leal. . Sin eliminados. Incidencias: 7.600 espectadores en el Palau Olímpic de Badalona. 16ª jornada de la liga ACB 2007-2008.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Si no se escatiman elogios para la dupla Ricky y Rudy, ayer la pareja determinante fue la de Pamesa: Douglas y Williams. Entre ambos, anotaron 44 puntos y nada más y nada menos que 12 triples.Lo peor: Para los verdinegros, lo que significa esta derrota. De verse primeros en la tabla hace pocas jornadas, ahora los de Aíto son cuartos y ya encadenan 4 derrotas en los últimos 5 partidos. Duro golpe a la moral badalonesa.El dato: 85. Es la franja de puntos a la que, hasta ayer, si llegaba el Joventut, vencía. No obstante, el DKV llegó a los 85 pero recibió 92 puntos y no hubo nada que hacer. td>

Guille Pérez/ Badalona

Pamesa dio el golpe en Badalona, y duro fue para la Penya. Tras la derrota en Vitoria la jornada pasada, ayer las casi 8.000 personas que volvieron a llenar el Olímpic esperaban una victoria tranquilizadora de su equipo en la noche de los Reyes Magos. Pero la magia la pusieron otros. Un inhumano porcentaje de triples del Pamesa fulminó al DKV. No es normal que un equipo llegue al 60% de acierto en esta faceta, pero ayer, uno de los cañoneros de la liga desde el perímetro tenía su noche. Fue Ruben Douglas, que anotó 8 triples de 11 intentos. Su equipo hizo lo propio en 15 ocasiones de 25 intentos. Ver para creer. Bien asistido y dirigido por Williams, que también contribuyó a engordar esta estadística con 4 triples, Douglas acabó con las esperanzas de remontada del Joventut, que siempre fue por detrás en el marcador ante un rival muy sólido en todos los aspectos. Sólido también en el juego interior, donde la pareja Milojevic y Barac desbordaron a una inoperante DKV en la pintura. Se notaron los pocos minutos que pudo disputar Sonseca, lesionado de su mano. Volvió a brillar Rudy, el líder del equipo que se fue a los 30 de valoración, pero no bastó. Su compañero de aventuras, Ricky fue superado por Shammond Williams, el base “taronja” que se fue del Olímpic encendiendo la alerta roja en Badalona.

El partido empezó con igualdad en los primeros minutos. La sorpresa la dio Aíto dando entrada en el quinteto titular al pívot Popovic, que, incomprensiblemente no volvió a jugar tras los 6 primeros minutos que estuvo en pista. Y de sus manos llegaron los primeros puntos del DKV. El Pamesa ya enseñaba sus cartas anotando dos triples de inicio, pero Rudy, respondía con otro que dejaba el marcador en un igualado 9-11. A partir de aquí, merced a un Milojevic haciendo mucho daño en la pintura, Pamesa cogió las primeras diferencias importantes. A los 5 minutos ya ganaba de 9 puntos (10-19). Williams dirigía y asistía a la perfección, y Barac, bajo tableros lo aprovechaba. Por parte local, Rudy seguía tirando del carro, pero no era suficiente (16-21). El cuarto no podía acabar de otra manera: triple del Pamesa. Esta vez de Williams, que ponía a su equipo con una máxima ventaja al término del primer período (20-31). No es normal que el DKV reciba tantos puntos en un cuarto, pero si se deja pensar al rival y éste tiene buenos lanzadores, resulta letal.

Poco concentrados salieron los de Aíto en el segundo cuarto, sin apretar como es costumbre en defensa y sin las ideas claras en ataque. Tanto es así, que gracias de nuevo al joven croata Barac, con 6 puntos consecutivos, el Pamesa estiró el marcador y llegó hasta los 18 puntos de ventaja (24-42, min 14). En 14 minutos los verdinegros habían recibido 42 puntos, claro tampoco era normal la efectividad “taronja”. Los valencianos anotaron un 71% de tiros de dos y 8 de 12 triples en los dos primeros cuartos. Tras este duro correctivo, los locales despertaron a mitad de cuarto. Gracias a una agresiva zona 2-3, el DKV Joventut recuperó balones y pudo jugar a la contra, como más le gusta. La “dobleR” daba señales de vida, y la Penya logró un parcial de 10-0 que recortaba las distancias a 8 puntos (34-42, min. 17). Esta defensa zonal trastocó un tanto los planes del Pamesa y en los locales se vio un cambio de actitud. Actitud que siguió siendo positiva hasta el descanso. No obstante, esta facultad no es capaz de derrotar a una muñeca tocada, anoche, por una barita mágica. Esa era la de Douglas, que con dos triples – el segundo desde 10 metros- en el último minuto, devolvía la ventaja que se había trabajado Pamesa. 14 puntos arriba (40-54). El duelo de cañoneros se mantenía igualado: 15 para Rudy y 14 para Douglas.

Tras el descanso, Mallet en la primera acción anotaba un triple que, como no, veía respuesta por parte de Douglas. Contundentes serían las palabras de Aíto en el intermedio alentando a sus jugadores, ya que en el tercer cuarto los verdinegros se transformaron. La Penya salió de los vestuarios más metida en el partido que su rival, y se vislumbraban destellos de ese huracán verdinegro que enamoró las primeras jornadas. Tanto es así que la Penya anotó en cuatro ataques seguidos, sin fallo alguno. Además, la defensa en zona –esta vez 1-3-1- dio un plus que afectó a los visitantes: el Pamesa apenas anotó cinco canastas de campo en el tercer cuarto. A 8 puntos (47-59, min.22) se ponían los de Aíto. La inspiración de Rudy seguía sumando para el Joventut, y esta vez, el mallorquín estuvo bien secundado por un buen Moiso en el rebote y en anotación, que acabó el encuentro con dobles figuras (10p,10r). Ricky, sin Williams en pista, por fin jugó cómodo, y eso lo aprovechó el DKV, que con un parcial de 12-2 se situó a dos puntos de los valencianos (59-61, min.29). Todo para un parcial en el cuarto de 23-12, que dejó a la Penya a un punto (63-64) y posesión para ponerse por delante en el marcador a 30 segundos del final de período. No lo aprovecharon los verdinegros, tras intentar un alleyhoop la “dobleR” y dos puntos del Pamesa sobre la bocina pusieron el 63-66 al final del tercer tiempo. Todo estaba abierto a falta de diez minutos, pero el hecho de no haber podido cerrar el cuarto por delante de su rival, pesaría moralmente a los locales. Y tanto que pesaría.

Conscientes de que no podían dejar escapar la victoria en una pista que históricamente se les da bien, los de Katsikaris salieron muy concentrados en los últimos y definitivos diez minutos. Williams, otra vez tomando las riendas, y Miralles anotaron dos canastas fundamentales en el inicio del cuarto (63-70). Áíto seguía mandando la zona 1-3-1 y Rubio asumía momentáneamente el liderato anotando 4 puntos consecutivos. Tras un nuevo triple de Williams y dos tiros libres que anotó Rudy (69-75), llegó una de las jugadas clave del choque. En la acción de rebote del tiro libre de Rudy, Williams y Sonseca se enzarzaron en una pelea que se saldó negativamente para la Penya. Los árbitros no vieron el golpe que dejó ir el menudo Williams a Sonseca, pero sí la reacción de este último. Williams consiguió lo que quería. Sacar de sus casillas al pívot madrileño y que viera la técnica. Y así fue. A raíz de esta acción, el parcial de Pamesa, 0-11 (2 tiros libres y dos triples demoledores de Williams y Douglas) a 7 minutos del final, supuso un golpe insalvable para los locales (69-83, min. 34). Con 14 puntos de desventaja, los de Aíto lo intentaron a base de fe y trabajo, pero de forma precipitada y con prisas en ataque. De mientras, Douglas anotaba su octavo triple (72-86, min 36). A partir de ahí, los dos triples de Rudy, el único que ayer parecía fiable en anotación, y uno de Laviña al final sólo sirvieron para reducir ventajas y dejar el marcador en un 85-92 final.

Tras este nuevo duro golpe moral, y ya van dos seguidos, la Penya visitará la próxima jornada la cancha del Granada. Una visita nada propicia para resarcirse, ya que los andaluces buscarán la victoria a toda costa para meterse, haciendo historia, en la Copa del Rey. Será interesante ver la reacción de los de Aíto, que tras un comienzo de temporada espectacular se van desinflando poco a poco. La fragilidad mental del equipo, el bajón físico, entendible viendo el ritmo impuesto en los primeros partidos, y el hecho de que los técnicos rivales empiecen a saber como frenar y contrarrestar el “baloncesto made in Aíto”, claves para entender el desarme que está sufriendo el Joventut las últimas jornadas. Aún así, seguro que mucha de la parroquia verdinegra hubiera firmado el balance actual del DKV en la ACB, pero las sensaciones últimas del equipo no son positivas y desde la victoria del Madrid en Badalona, la Penya ha entrado en un bache del que le está costando salir.


SALA DE PRENSA
Fotis Katsikaris (entrenador Pamesa Valencia)

" “Es una victoria muy importante para Pamesa por todo lo que supone. Ahora estamos más cerca de la cabeza de tabla y después de los partidos en los que hemos fallado en pequeños detalles, el equipo ha respondido muy bien. Tenemos un equipo consistente y con equilibrio que, con tranquilidad y paciencia, podemos construir un equipo fuerte de cara al final de temporada”.td>
Aíto García Reneses (entrenador DKV Joventut)

"Cuando te encuentras con un rival en una racha de triples así, es muy complicado ganar. Salimos fríos y lo pagamos. Luego, no me puedo quejar de la intensidad que mostraron mis jugadores, pero nada pudimos hacer ante ese acierto descomunal.”td>


Noticias relacionadas

España se clasifica para el Eurobasket tras ganar en Holanda (48-65)

España arrancó con cómodas ventajas y apretó el acelerador hasta el fondo para ampliar su renta al descanso

El 'Granca' suma la segunda en Euroliga entre resbalones

Los de Maldonado vencen a Maccabi con nervios al final y un parqué señalado

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris