Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

¿Lo mejor? Recordar unos casos (o cosas) y olvidar otros

Ángel Sáez
Ángel Sáez
lunes, 7 de enero de 2008, 02:09 h (CET)
A mi dilecto amigo y hermano mayor (me peta y place agregar, recordando una de las dos célebres frases de Demetrio de Falera) Miguel Salinas, como modesto regalo de cumpleaños. ¡Plurales felicidades!

“Muchas personas pierden las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad”. Pearl Sydenstricker Buck

Hoy, domingo, seis de enero, día de la Epifanía, fiesta que celebra la Iglesia católica en conmemoración de la, seguramente apócrifa, Adoración de los Reyes Magos; nada más levantarme, habiendo hallado el folio que le había dejado encima de mi escritorio a Ezequiel (por si se dejaba caer por él), mi ángel profético, en su mismo y proverbial blanco impoluto, me he sorprendido formulándome a mí mismo, sin conocer ni la razón de ser ni el objeto de la misma, la siguiente pregunta: ¿qué arte le conviene dominar más a quien pretende ser feliz, el de la memoria o el del olvido?

Después de haber ocupado buena parte de las horas de la sacrosanta mañana en darle vueltas y más vueltas al asunto de marras, sin poder echarle una sola vez el guante, mientras el tema iba describiendo ora bucles y más bucles, ora elípticas o espirales, en torno al tarro de mis (quinta)esencias, mofándose de mi buena fe, tomándome impunemente el pelo, esta tarde, tras comer, recoger la mesa, fregar y haberme recostado en el sofá, me he quedado traspuesto, en duermevela; bueno, pues, mientras cabeceaba, alguien, el estro (de un maestro, sin duda) que ha conseguido dar vida en breves segundos mi inconsciente o subconsciente, supongo, ha argumentado de esta guisa:

“¿Memorioso u olvidadizo? ¡Qué más da (cuando todos, unos antes, otros después, velis nolis, vamos a abismarnos indefectiblemente en la enfermedad que describió Alois Alzheimer)!, si ambos coinciden en el inconveniente; enfadarse, indignarse o irritarse muchas veces por parecidos ascos o casos, por semejantes sacos o cosas”.

Noticias relacionadas

​Los perdedores

En este mundo, perdedores lo somos todos en tanto en cuanto de esta vida solo se sale muerto y no hay dinero ni poder que compre tiempo extra de vida

Sánchez y 13

​Nos encontramos, pues, abocados a la XIII legislatura que va a empezar con el presidente como protagonista

Los ciudadanos sometidos a presión: tres comicios en un mes

Pese a que aún no ha comenzado oficialmente la campaña para las legislativas, la maquinaria electoral ya está en funcionamiento y se anuncian jornadas tormentosas

Final de etapa de un egocéntrico

Solo pensar que puede haber gente que aún confíe en este mentiroso de presidente, me pone los pelos como escarpias

El espíritu materno de la expresión humana

“Tenemos derecho a que nuestro árbol genealógico se articule en esa pluralidad exclusiva de emociones materno-filiales, que hemos heredado, y que nos sirve de sustento”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris