Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los teocons y neocons

Conchi Soler
Redacción
lunes, 7 de enero de 2008, 02:29 h (CET)
Me ha hecho mucha gracia el leer estas nuevas definiciones, yo que ya me había aconstumbrado al "carca" o al "nacionalcatólica", resulta que ahora recibo junto a millones de personas en España estos nuevos calificativos.

Y todo esto viene a una simple reunión de familias con niños, claro que muy numerosa, 2 millones o quizás más. Una fiesta en un domingo de fiesta, una fiesta especial, la de la Sagrada Familia !Ahí es nada!. Fiesta que se celebra en la Iglesia Católica y que nos unimos católicos y otras personas no católicas, para celebrar esa " maravillosa familia" que nos trajo tanto a tantas personas.

Testimonios llenos de verdad y vida los que escuchamos este domingo en esa Plaza de Colón, testimonios llenos de amor de familias, llenos de generosidad, llenos de alegrías y llenos de solidaridad y paz, en un mundo que se nos imagina de otra manera.

Un mundo donde nos venden la felicidad llena de consumismo, donde se quiere hacer creer que ya no existe la familia en mayúsculas, donde se nos venden otro tipo de cosas que no son ni mucho menos tan importantes como la familia, que por cierto, siendo la más valorada en todas las encuestas, por algo será ¿No?

Por eso extraña que aparezcan algunos políticos intentando "tapar" la boca de esas familias, es decir, de un plumazo nos quieran negar 2 derechos fundamentales : la libertad de expresión y la libertad religiosa.

No digamos algún listillo que llega a pedir que se anule el Concordato con la Santa Sede, cosa que da risa, porque éste dejó de existir en el año 1.979, cuando entraron en vigor los Acuerdos con la Santa Sede, totalmente constitucionales, y sin ningún rasgo contrario a la Constitución española según sentencia leida este año por su Presidenta, Doña Emilia Casas. Y que fueron aprobados por el Parlamento español, democráticamente y que son el reflejo de los derechos humanos dela Declaración Universal de Derechos Humanos.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris