Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Rentas de emancipados y ayudas varias

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 6 de enero de 2008, 07:23 h (CET)
Comentábamos en una comida navideña cómo hemos pasado en muy pocos años de no tener ninguna ayuda social, y arreglárnoslas como buenamente hemos podido, a recibir ahora, socialmente hablando, una pequeña solución monetaria o no monetaria que ayuda y consuela para cada problema planteado.

Tanto es así que la misma sociedad que antes fuera permisiva en verte fumando, ahora te ofrece no sé cuantas fórmulas para que dejes de fumar, incluida la prohibición, por supuesto, considerada como una ayuda más que mejora tu salud y la de los que te rodean. De esa forma te cura el tabaquismo cuando tú has de curarte antes mil constipados por fumar al aire libre en el único y frío rinconcillo que el universo te deje libre, lejos, eso sí, de los fumadores conversos, es decir los críticos peores.

Comentaba que ya dejé de fumar hace años sin ayuda, a palo seco, y hasta tuve ocasión de que algún médico mirara a un familiar adicto por encima del hombro, cual delincuente, mismo médico que ahora se encarga de terapias de ayuda.

Tuve hijos pero no fue el caso de que me dieran el famoso cheque posparto. Fui madre trabajadora y no tuve ni guarderías gratuitas ni una asignación fija para poder criarlos. Cuidé a una persona dependiente en alto grado durante muchos años y hasta para esa ley de dependencia llegué tarde.

Hasta el carné de conducir se ofrece ahora por un euro diario o con una subvención del 50% si eres mujer y yo por mi falta de pericia y nervios hube de pagarlo y renovarlo. Así es la sensación que tengo a medida que voy cumpliendo años, que a toda ayuda y empujoncito llego tarde. Que una vez consigo algo por mí misma, sale una ley de ayudas lanzada hacia mi cara como un jarro de agua fresca para decirme que ante lo hecho y conseguido hace algún tiempo, para otros sí recibe ayudas sociales.

Ahora para que los jóvenes que, desde hace años se han encontrado cómodos y a gusto en casa, puedan emanciparse antes de los treinta años aparece la Renta Básica de Emancipación. O sea que el “papá estado” te paga el alquiler de tu primera casa de alquiler durante cuatro años, con unos 210 € cada mes y si ellos quieres te adelantan hasta 600 € de fianza así como 120 € para el aval. Esta es la contrapartida al fracaso de los minipisos juveniles que ya se intentara con anterioridad.

Tengo sobre mi mesa la solicitud de la Renta Básica de Emancipación, me alegro por los jóvenes que puedan diligenciarla, dentro de poco tiempo hasta mi propio hijo mayor podría hacerlo, pienso que eso no es llegar precisamente tarde, pero no crean que todo es publicidad de regalos y ayudas. Hay barreras a salvar: el papeleo y la burocracia, y será un pesado papeleo para una justa burocracia, espero. Hay una docena de requisitos que se deben cumplir a rajatabla y dar firmas y datos, y aguantar colas..., pero lo importante es que existe esa ayuda para que el joven no se acomode en casa de sus “viejos” en invierno y verano. Además, la ayuda es buena si con ello perdemos la idea de posesión de vivienda que tenemos desde que celebramos los primeros cumpleaños y nos regalan la primera casita de muñecas.

Bueno, la próxima ayuda me llega, que conste, y ahora viene ese dicho de “no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita”, me alegro de verdad por esos jóvenes veinteañeros que tendrán casa gratis como el mejor regalo de Reyes Magos, y nosotros que lo veamos.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris