Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Familia y educación de los adolescentes

María F. Vicente (Valladolid)
Redacción
sábado, 5 de enero de 2008, 02:34 h (CET)
La educación de los hijos, ¿es fruto de lo que reciben en casa, o el reflejo del ambiente? Nadie se retrotrae a la influencia del ambiente. De la calidad de la familia, de los amigos y del ambiente depende, y mucho, la calidad de la educación de la persona. De ahí el interés de tantos padres de ser espejo de los valores que ellos quieren transmitir a sus hijos, de su interés por el tipo de amigos y la selección del colegio. En otras épocas la educación que se daba en casa no solía ser contradicha con la recibida en el colegio.

Hoy no ocurre igual en todas partes, y es la adolescencia y pubertad (de 11 a 17 años) la época de particular cuidado. En esas edades el riesgo es mayor. No tienen formación todavía. De los padres depende el cuidar la educación en casa o el dejarles al albur de amigos, colegios, televisión, la calle…Antes, el maestro o profesor apoyaba la educación de la familia. Hoy, puede que no, y con el Visto Bueno del Estado. El Gobierno actual ha creado la asignatura que llaman Educación para la Ciudadanía, que de educación parece ser que tiene poco. Los padres sospechan que encierra corrupción, y muchos objetan. Bajo esa asignatura se esconde una ideología de género, contraria a los principios morales de muchos padres. Educación para la Ciudadanía es una asignatura de ingeniería social que no respeta nuestra tradición. ¿ De dónde parten? De ideas revolucionarias de Carlos Marx, no experimentadas aún pero defendidas por las feministas radicales. Esas ideas marxistas-feministas se ensayarán en España. Carlos Marx no se agotó en la fracasada dictadura del proletariado, que llevó a muchas naciones a la ruina económica. ¿ Llevará, ahora, a nuestro pueblo, a la ruina social? En el campo social, como en el campo político, son muchas sus contradicciones, y ellas provocarán su derrumbe. Con los hijos no se juega.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris