Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

Vivamus atque amemus, mea Lesbia

Ángel Sáez
Ángel Sáez
sábado, 5 de enero de 2008, 02:02 h (CET)
A Nayra, que ha tenido la liberalidad de unir mi nombre y apellidos a las hiperbólicas e inmerecidas palabras de su ditirambo o panegírico, porque, desde ahora mismo, adquiero el compromiso y el denuedo de orientar mi mente y encaminar mis pasos para lograr hacerme pronto digno acreedor a ellas.

Si Casandra avisárame mañana
Con un funesto infarto de mi febo
Que muy pronto mi plazo cumpliráse,
Impetraré de Zeus esta gracia:
Escribir con acierto de plusmarca
En la pizarra azul de mi corona,
Iris, la dirección depositaria
De mi remedio más raudo, la tuya
(Porque sólo tu omnímoda fragancia
Y mórbido ademán me proporcionan
El estímulo eléctrico apropiado
Para que mis latidos no dimitan;
Porque sólo los néctares que manan
Tus sinuosos veneros sedar pueden
Mi atávica aversión a no llegar
A agitar a la par nones hisopos),
Para que un deudo válido me acerque
(Es deuda que en la sangre viaja vieja)
Hasta las caras veras de la prenda
Que comprende tus recias ensenadas
Y hasta la celosía que no sólo
Riza sino tamiza el mar da Palha
(O ceniciento estuario) de tu tajo;
Porque, aun agonizando, gozaré
La cúspide espumosa del espasmo
Libando los matices albarizos
Del licor que destila en paz tu tándem;
Disfrutaré el Parnaso o paroxismo
Tu rubí liberando con el hábil
Manejo del pincel o la guedeja
(Que son mi lambda y delta de Afrodita),
Derrotando las valvas de tu vulva,
Derritiendo la cera de tu lacre.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris