Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Vivamus atque amemus, mea Lesbia

Ángel Sáez
Ángel Sáez
sábado, 5 de enero de 2008, 02:02 h (CET)
A Nayra, que ha tenido la liberalidad de unir mi nombre y apellidos a las hiperbólicas e inmerecidas palabras de su ditirambo o panegírico, porque, desde ahora mismo, adquiero el compromiso y el denuedo de orientar mi mente y encaminar mis pasos para lograr hacerme pronto digno acreedor a ellas.

Si Casandra avisárame mañana
Con un funesto infarto de mi febo
Que muy pronto mi plazo cumpliráse,
Impetraré de Zeus esta gracia:
Escribir con acierto de plusmarca
En la pizarra azul de mi corona,
Iris, la dirección depositaria
De mi remedio más raudo, la tuya
(Porque sólo tu omnímoda fragancia
Y mórbido ademán me proporcionan
El estímulo eléctrico apropiado
Para que mis latidos no dimitan;
Porque sólo los néctares que manan
Tus sinuosos veneros sedar pueden
Mi atávica aversión a no llegar
A agitar a la par nones hisopos),
Para que un deudo válido me acerque
(Es deuda que en la sangre viaja vieja)
Hasta las caras veras de la prenda
Que comprende tus recias ensenadas
Y hasta la celosía que no sólo
Riza sino tamiza el mar da Palha
(O ceniciento estuario) de tu tajo;
Porque, aun agonizando, gozaré
La cúspide espumosa del espasmo
Libando los matices albarizos
Del licor que destila en paz tu tándem;
Disfrutaré el Parnaso o paroxismo
Tu rubí liberando con el hábil
Manejo del pincel o la guedeja
(Que son mi lambda y delta de Afrodita),
Derrotando las valvas de tu vulva,
Derritiendo la cera de tu lacre.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris