Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Propósitos

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 3 de enero de 2008, 06:25 h (CET)
Nuestros años no coinciden con la temporada deportiva de la mayoría de las disciplinas, salvo excepciones contadas como el motociclismo o la Fórmula 1, y en estos casos ni siquiera se trata de deportes al cien por cien.

Normalmente el comienzo del nuevo año se produce con muchos campeonatos llegando a su ecuador. Es momento de hacer balance y observar que se puede mejorar. Suena típico y nos lo repiten allá por donde nos movemos durante las fiestas navideñas, pero la realidad es así.

En previsión de todo lo que se nos viene encima este año, será mejor que enviemos pronto la solicitud de propósito, porque si nos retrasamos, la casa oficial de propósitos se colapsa y ya se sabe, el próximo año tendremos que volver a intentarlo.

El fútbol y nuestra selección nacional junto con los cuartos de final, son nuestra asignatura pendiente. En junio se disputa la Eurocopa. Otra oportunidad para superar ese escalón maldito en el que siempre eliminan a la selección. Puede que este sea el año.

En septiembre llegan los JJOO de Pekín. China albergará por primera vez la competición más importante del mundo y en ella, nuestros deportistas tienen mucho que decir en el momento en el que se produce un cambio generacional que debe dar paso a nuevos atletas más preparados para alcanzar el oro.

Antes asistiremos al comienzo de la temporada de motociclismo y Fórmula 1. Los monoplazas pasarán dos veces por España gracias al Gran Premio de Europa que se celebrará en Valencia. En las motos, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa tienen ante sí el reto más difícil, con Rossi, Hayden y Stoner como acompañantes de viaje.

Como siempre la armada española volverá a darnos alegrías en el tenis. Quizá volvamos a verles levantar la ensaladera de la Copa Davis. En balonmano y fútbol sala seguramente seguiremos siendo los reyes de Europa y del mundo.

Pero no sólo hay propósitos deportivos. La “guerra del fútbol” deberá acabar por el bien del público. Unos cuantos empresarios no pueden arruinar la ilusión de la afición. Qué bueno sería poder darles una lección, unirse todo el público y dar la vuelta al sistema, ya no pondría ellos las condiciones.

Sobre todo será importante el tema de la violencia. Cada día son mayores las connotaciones negativas y violentas que lleva aparejada el deporte. Pero lo más importante es tener claro que sólo se trata de un deporte. Puede estar condicionado por política, por la cultura o por los negocios, pero hay cosas más importantes que merecen nuestra atención.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris