Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Fraga, Fraga, Fraga. ¡Arriba España!

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 1 de enero de 2008, 14:57 h (CET)
Uno no comprende determinadas cosas del PP. Por ejemplo no consigo entender por qué no quiere ganar las próximas elecciones generales. Llevo varias columnas intentando que alguien me explique determinadas reacciones de Rajoy, aquella del primo sevillano, por ejemplo.

Pero no es sólo Rajoy, ahora sale Fraga, ya ve usté, a echar una mano a Zapatero en su pretensión de renovar el silloncete de la Moncloa. Que con la que está cayendo, con lo complicado que lo va a tener el PP en marzo que viene, se suelta la coleta alabando a Franco. Fraga, Fraga, Fraga. ¡Arriba España! En cualquier sistema democrático Fraga habría quedado arrinconado por la Historia. El pertinaz ministro franquista debería estar vetado como militante de cualquier partido demócrata, hay que estar a las duras y a las maduras, o franquista o demócrata, o estar en la procesión o darle caña a las campanas de la iglesia, ambos ejercicios a la vez deberían ser incompatibles. ¿Qué credibilidad puede un español consciente darle a quien tan larga, eficaz e insistentemente ha defendido el franquismo y combatido tanto a los demócratas?

Uno de los graves errores del PP es no haber roto su cordón umbilical con el pasado franquista, pasado que con declaraciones de ese tipo se convierte en palpable presente y corta de raíz parte de su posible futuro. ¿Cómo es que nadie, con lo plural que es el PP, o debería serlo, ha salido en tantos años de existencia de la Constitución poniendo los puntos sobre las íes, más aún después de otras polémicas declaraciones de Mayor Oreja? A la mujer del César no le basta con ser honesta, debe parecerlo. No sé si el PP es franquista, pero con estas declaraciones lo parece cada vez más.

Algún día, los conservadores españoles recapacitarán, se darán cuenta de los votos que les cuesta este tipo de cosas y romperán en pedazos las facilonas argumentaciones de sus contrarios.

Puede que ese día tengan algo más sencillo el acceso al poder.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris