Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Cómo cambian las cosas en poco tiempo…

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 29 de diciembre de 2007, 23:24 h (CET)
Se acuerdan del ese Madrid de los ‘galácticos’ y de ese conjuntado Barcelona que hacía del ‘tiki-taka’ su santo y seña. Pues no hace mucho que el equipo blaugrana enamoraba al aficionado al fútbol, mientras que los madridistas vagaban sin pena ni gloria por los campos de España y de Europa. Esto ocurría tan sólo hace dos temporadas a la actual.

Cómo han cambiado las tornas en menos de dos años. La campaña pasada el equipo blanco remontaba épicamente en Liga para hacerse con el título cuando en invierno todos pensaban que otra vez sería el Barça el que conquistaría el campeonato nacional. Pues bien, no sabemos realmente porqué, pero los de Capello, con más esfuerzo y entrega, que juego, se llevaron la Liga en el último suspiro ante un Barcelona que no daba crédito al título que habían dejado escapar sobre todo, por méritos propios.

Centrándonos en esta temporada, las cosas siguen cambiando en beneficio del Real Madrid. Los blancos se han reforzado muy bien y han cambiado un estilo de juego rácano, pero eficaz, en algo que aún no sé calificarlo con un adjetivo. Y es que Schuster mantiene gran parte de esa filosofía precedente, pero con toques muy personales que han hecho del Madrid un conjunto más completo en todos los sentidos. Ahora los madridistas saben que pueden ver un buen encuentro de fútbol, con un fútbol más ofensivo y más alegre. Alegría, es aquí creo donde se halla una de las razones fundamentales de encontrar al Madrid líder en solitario a siete puntos del segundo, el Barcelona.

Qué poco tiene que ver ese Madrid de ‘galácticos’ a éste. Ahora nadie es indiscutible, si no, que se lo pregunten a Guti… Sí, muchos deseamos que el ‘14’ blanco siempre esté en el campo, pero por el bien común tiene que haber sacrificios. El Real Madrid es un equipo grande, pero debe estar formado por jugadores ante todo, humildes y conocedores del escudo que llevan puesto en su camiseta. Quién le iba a decir al defenestrado Baptista que ahora iba a ser titular indiscutible…

El equipo blanco sabe a lo que juega y mantiene un decente ambiente en el vestuario, porque siendo sinceros, en toda casa hay broncas… Así, el Real Madrid fue a Barcelona, con ‘poco’ que perder y ‘mucho’ que ganar. Si hubiese perdido, que entraría dentro de lo normal, el Barça estaría a un solo punto, pero no fue así. El Madrid fue el justo ganador demostrando una superioridad manifiesta ante un Barcelona caótico y sin ideas. El conjunto blaugrana está padeciendo esa pandemia que sufrió su eterno rival durante unas cuantas temporadas. Es lo que tiene juntar a muchos gallos dentro de un mismo corral...

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris