Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Concentración contra el aborto

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
viernes, 28 de diciembre de 2007, 14:06 h (CET)
Coincidiendo con la llegada del AVE por primera vez a la capital del Pisuerga, con la ceremonia catedralicia de los nuevos canónigos y con la lotería nacional, se celebró en Valladolid una masiva Concentración contra el aborto en la Plaza de Fuente Dorada. Su lema: "Ante los atropellos a la vida, no al aborto".

Pasó desapercibida en los medios de comunicación, pero eso no le restó importancia: desapercibidos han pasado también hechos trascendentales de la Historia de la Humanidad. Allí había más de quinientas personas. Poco a poco, la Plaza de Fuente Dorada se fue llenando de un público numeroso entre jóvenes, niños y adultos. Era la fiesta de la vida contra el horror del aborto provocado. Los supuestos de despenalización, en especial el de la salud spíquica de la madre, han resultado ser un coladero y han servido para propagar entre algunos la falsa creencia de que el aborto es un derecho de la madre. Para los casos límite, bastan los atenuantes propios de la ley general. La ley del aborto sólo sirve para el reblandecimiento de la conciencia. Se trata de la matanza de un ser humano inocente. La criatura no es parte de la madre como lo son las uñas y el cabello o una muela. Nadie está facultado para torturar al nonato y decretar su muerte. Como en el caso de la esclavitud, aquí sólo cabe la abolición de una ley inicua e hipócrita. El aborto es aberrante, regresivo y antidemocrático. Los poderes públicos deben prestar ayudas a las madres con problemas. ¿Qué debemos hacer los ciudadanos ante la atrocidad del aborto, puesta de relieve estos días por la Prensa? Callar, ¿no es complicidad por omisión?

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris