Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

España, tierra de porteros

Antonio Álvarez Rodrigo
Antonio Álvarez
viernes, 28 de diciembre de 2007, 02:52 h (CET)
A veces no apreciamos una cosa hasta que la perdemos, o hasta que otros nos dicen lo bonita que es. En ocasiones son otros los que tienen que abrirnos lo ojos para explicarnos dónde está lo bello. En España, por ejemplo, conocíamos a Manuel Almunia. Lo vimos jugar en el Albacete en Primera, pero nada más. Más tarde supimos de él cuando sustituyó a Lehmann en la final de la Liga de Campeones de 2005 que le ganó el Barça al Arsenal. Su actuación fue respetable y digna. Pero no demostró ser el gran arquero que es hoy. Y es que Almunia tiene sangre española, y eso, en los porteros, es como la sangre azul: algo superior.

Dicen los libros de historia que Ricardo Zamora, el Divino, se convirtió en la primera estrella futbolística del país. No era un delantero, ni un defensa, sino que fue un portero el que dejó con la boca abierta a los primeros aficionados, por entonces, minoritarios, de ese salvaje juego llamado balompié. Más tarde vinieron Iribar, Miguel Ángel, Arconada, Betancourt, García Remón, Ramallets Buyo, Zubizarreta… entre otros, que siempre protegieron con nivel su parcela. Curiosidades de la vida, fueron unos obreros británicos de las minas de Huelva los que importaron el fútbol. Ahora es Inglaterra la que quiere llevarse a un español para salvaguardar su portería. No confían en los suyos. Y es que el navarro Almunia está dejando alucinados a los “supporters”.

En España siempre ha habido buenos porteros. Es el plato fuerte de nuestra historia. Ahora, en pleno inicio del siglo XXI, la abundancia es extrema. Casilla encabeza a un grupo de altísimo nivel. Es tal la riqueza, que se discute hasta el nombre del tercer portero de la Selección: que si Cañizares, que si Palop, que si Valdés… Y ahora Almunia, un chico que siempre ha tenido que buscarse las habichuelas lejos de su hogar, primero de Pamplona y luego de la Península, para ver reconocida su valía. Los rumores que apuntan a su posible convocatoria con la selección inglesa de Fabio Capello han de ser tomados en cuenta por Luís Aragonés, quien, como mínimo, le debe ofrecer la oportunidad de elegir.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris