Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

En España se lee pésimamente

Ángel Sáez
Ángel Sáez
viernes, 28 de diciembre de 2007, 02:53 h (CET)
“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”. Albert Einstein

Sí; al menos, ésa es una de las conclusiones a las que llegó quien leyó el sonrojante (por la parte que nos toca) informe PISA, que, en España, nuestros adolescentes (e, incluso, por la razón que luego se aducirá y colegirá, quienes ya no lo son) leen mal, y hasta cabría ser aún más severo, pésimamente. Con ello quiero dar a entender que leer sí que leen, pero no lo aprovechan, porque no comprenden (que ésa es harina de otro costal) lo que leen, corolario que hace que me replantee la cuestión de si dicha tarea, trabajo baldío a la postre, merece o no (pues claro que sí, por supuesto, y mucho, pues es el mejor antídoto del mercado contra la negligencia) la pena.

Hoy, miércoles, 26 de diciembre de 2007, en la página 58 del “pluscuancentenario” DIARIO DE NAVARRA, acabo de leer, bajo el titular de “Una biografía de Herodes niega la matanza de los inocentes (Matanza de los Inocentes, en el cuerpo de la noticia)” y la entradilla de “Un libro de Antonio Piñeiro (Piñero, en el cuerpo de la nueva; que es el apellido correcto) la considera un (sic) “leyenda urbana”, aunque Herodes sí asesinó a tres de sus hijos y a 300 israelitas”, el suceso divulgado, que lleva la firma de Pilar R. Veiga (Efe. Madrid).

Bueno, pues el desocupado lector que haya leído de cabo a rabo la información suministrada habrá advertido el desencuentro evidente o la profunda incoherencia existente entre lo que se afirma en la mentada entradilla y lo que cabe leer al final de la nueva: “ordenó que cuando muriese sus arqueros asesinaran a 300 personas que había encerrado en un anfiteatro. Pero su hermana Salomé (tía tatarabuela de la Salomé de los Evangelios), según Piñero, anuló la orden”.

Volviendo al autor y genio del exergo, que mereció el premio Nobel de Física en 1921, “dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera”. Ergo, a ver si cunde el tal.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris