Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Encuentros

Rosa Paredes
Redacción
viernes, 28 de diciembre de 2007, 14:06 h (CET)
Te alegra, pero al mismo tiempo te da un poco de miedo. Está claro el tema. Me explico. El paso del tiempo no perdona. Es implacable, con los que hemos tenido la suerte de nacer. Parece que las agujas del reloj se paran, pero van a marchas aceleradas. Y cuando nos queremos dar cuenta, han pasado los años. Por las mañanas, ante el espejo, te ves como uno de los personajes de Walt Disney /en este caso, la madrasta de Blancanieves/ preguntando "espejito, espejito ¿me ha salido una nueva arruga?. Y esperas expectante, la respuesta. En el transcurso de nuestra andadura, vas conociendo a personajes de toda "especie". Es cuestión de suerte.

Como las cartas de la baraja. Se trata, de hacer una selección. Desechar, lo malo. Guardar, como oro en paño, lo bueno.

Y una de estas personas a la que tuve la suerte de conocer, fué con la que quedé hace un par de días. Nos hacía ilusión a las dos, volver a vernos, y parlotear largo y tendido.

Al llegar al lugar de la cita, y despues de darnos un fuerte abrazo, decidimos ir en busca de un café "solitario".

!Menudas pretensiones! Fiestas Navideñas, y todo a tope. No había forma de encontrar ese rincón tan añorado, con silencio, y paz. Imposible. Claro está, que buscando y buscando, terminas encontrando.

Ya sentadas en el pequeño café, dimos rienda suelta a nuestras emociones...
Las mismas, englobaban todo tipo de cosas.

Alegrías, tristezas, y todo lo que sale a tu encuentro. Fueron muchos los años transcurridos, y ya se sabe: da para mucho. Y cuando nos despedíamos, nos dijimos la una a la otra ¿por qué no escribimos nuestro guión?

Será cuestión de pensarlo. Nunca se sabe. Si la historia que cuentas despierta interés, incluso te podría servir para poder pagar con los "honorarios percibidos", esa hipoteca que te está dando muchos quebraderos de cabeza. Y sobre todo, la satisfacción personal, de verte expuesta en el escaparate.
Ahora se ha puesto de moda, el "oficio de escritor", y todo el mundo cuenta su película. Osadía, por encima de todo.

Bueno, pues vamos a jugar a ser osados, y ¿quién sabe? Se trata de hilvanar poco a poco la historieta, y ya terminada la labor, puede que nos animemos a ponerla dentro del bastidor... Hay que darle un toque de ilusión y de esperanza a la vida. Se trata, de seguir sobreviviendo. No hay mas.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris